¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Enriquece UNAM acervo de la Biblioteca ‘Rubén Bonifaz Nuño’

Enrique Graue Wiechers, rector de la UNAM, explicó que la biblioteca es uno de los tesoros de la universidad, la cual será enriquecida por las obras de autores clásicos y de historiografía.

Rocío Méndez Miércoles 7 De Diciembre, 2016 · 17:40 pm
Enriquece UNAM acervo de la Biblioteca ‘Rubén Bonifaz Nuño’
Foto: Ilustración

La Biblioteca Rubén Bonifaz Nuño, del Instituto de Investigaciones Filológicas (IIFL) de la UNAM, la más grande del subsistema de Humanidades, recibió en donación nueve mil títulos de la colección privada de la investigadora Anna Paola Vianello Tessarotto, que conforman el fondo reservado que lleva su nombre.

El rector Enrique Graue Wiechers explicó que la biblioteca, uno de los tesoros de la Universidad Nacional, será enriquecida por las obras de autores clásicos, historiografía y demás materiales acumulados por la filóloga.

La colección “estará bien resguardada y será fuente de consulta de investigadores y estudiantes quienes, como ella, penetrarán en la cultura clásica, diseminarán el conocimiento y ayudarán a perpetuar la inagotable fuente de la cultura”, dijo.

La inauguración del Fondo Reservado Anna Paola Vianello Tessarotto se efectuó en el marco del 20 aniversario de la Biblioteca, conformada por aproximadamente 158 mil volúmenes, además de 10 mil tomos de enciclopedias, diccionarios especializados, atlas e índices, que constituyen la Colección de Consulta Especializada.

Además, cuenta con cuatro mil tesis de licenciatura y posgrado en Letras, Lengua y Literatura Hispánica, Lingüística, Historia, Antropología y Sociología. Su colección de folletos está compuesta por más de cuatro mil ejemplares y su compendio de códices resguarda aproximadamente 120 estudios de tipo iconográfico, cartográfico e histórico de los códices mexicanos.

La hemeroteca, expuso el rector, tiene más de 980 mil fascículos, pero las joyas de la corona son los fondos especiales que reúnen unos 40 mil volúmenes, colecciones únicas que fueron donadas por destacados escritores, traductores, críticos, literarios y poetas, como es el caso de Vianello Tessarotto.

La biblioteca, prosiguió Graue Wiechers, honra la memoria de Bonifaz Nuño, quien en 1973 fundó el IIFL al agrupar cuatro centros académicos: Estudios Literarios, Estudios Clásicos, Lingüística Hispánica y Estudios Mayas. El Instituto, añadió, “es un templo de las lenguas y de las letras, es un lugar de lectura y de labor hermenéutica de las culturas de donde nació nuestra identidad”.

En su oportunidad, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, celebró la inauguración del fondo reservado de su madre, que “simboliza el retorno de la filóloga clásica al IIFL, que fue su casa durante casi cuatro décadas”.

En tanto, el director del Instituto de Filológicas, Mario Humberto Ruz, informó que este fondo se suma a una treintena de repositorios especiales con que cuenta la biblioteca, donados por traductores, escritores, críticos literarios y ensayistas como Jaime Torres Bodet, Eduardo Nicol, Julio Jiménez Rueda, Julieta Campos y Mario de la Cueva, entre otros.

Asimismo, refleja la pasión bibliófila y la labor de quien fue investigadora del Centro de Estudios Clásicos, y quien heredó obras de historia, historiografía, antropología, arqueología, filosofía, oratoria, retórica e historia del arte.