¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

En México hay 1.6 millones de jóvenes sin escuela y empleo: Senado

1.6 millones de jóvenes mexicanos entre 15 y 19 años, son el sector de la población con mayor índice de deserción escolar y desempleo, por lo que sus derechos sociales son altamente vulnerados, reveló IBD del Senado.

Jatziri Magallanes Sábado 12 De Septiembre, 2015 · 14:05 pm
En México hay 1.6 millones de jóvenes sin escuela y empleo: Senado
Foto: Ilustración

En México, 1.6 millones de jóvenes entre 15 y 19 años, son el sector de la población con mayores índices de deserción escolar y desempleo. En estas condiciones los derechos sociales, que el Estado debería garantizar, son altamente vulnerados, reveló una investigación del Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado.

Según el informe “la educación y el empleo son las dos opciones que los adolescentes pueden considerar con mayor frecuencia para cubrir sus expectativas y trazar su camino de vida.

No obstante, dice, se enfrentan a opciones limitadas e inequitativas, lo que deriva en situaciones de exclusión”.

El texto elaborado por la dirección general de Investigación Estratégica del IBD refiere que el gobierno federal, a través de los años, ha diseñado programas de apoyo para que los jóvenes se inserten el ámbito laboral; entre ellos, el programa de Primer Empleo en 2007, y en marzo de este año, el Programa de Apoyo al Empleo (PAE).

Sin embargo, menciona que “parecen no haber tenido el suficiente impacto en reducir la diferencia en las tasas de desempleo de los jóvenes respecto a los adultos”. En ese sentido, destaca que la tasa de desempleo de los mayores de 20 años es de 3.9 por ciento, mientras que en el grupo de 15 a 19 años alcanza 9.3 por ciento en la población femenina y el 8.3 por ciento en la masculina.

Considera el Informe que la implementación de políticas de inclusión para los jóvenes implicaría reconocer que en ese grupo de edad existen agudas diferencias, relacionadas con el origen social, que frecuentemente se expresan en las oportunidades educativas y de empleo.

Tras lo anterior, considera que esas condiciones exigen al Estado que diseñe y ponga en marcha acciones diferenciadas, que den opciones de inclusión en la sociedad a los jóvenes, en condiciones más favorables para ellos, es decir, más equitativas, propone el IBD.