noviembre 28, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Nacionales

Diputados se gritan, insultan y confrontan por designación del constituyente faltante

El presidente Javier Bolaños, en el intento de ordenar la sesión y llamar al orden en San Lázaro, también entró a la polémica.

Angélica Melín
Diputados se gritan, insultan y confrontan por designación del constituyente faltante
Foto: Cámara de Diputados

En la Cámara de Diputados, integrantes de distintas fracciones parlamentarias, en particular de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Verde Ecologista (PVEM) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), se confrontaron, insultaron e incluso encararon por la designación del diputado faltante en la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México.

El acuerdo de la Junta de Coordinación Política por el que se designó a la diputada federal del PRI por el estado de Hidalgo, Gloria Hernández Madrid como la constituyente número 14, que completará los 100 puestos en dicha Asamblea, se aprobó por mayoría calificada de 320 votos a favor, 23 abstenciones y 73 votos en contra.

La decisión encendió la mecha y en el recinto legislativo se exacerbaron los ánimos, cuando los legisladores de Morena, que declinaron a ocupar el puesto cedido por acuerdo político a una diputada que no es originaria de la capital, acusaron un “agandalle” pactado de manera irregular entre las fracciones mayoritarias e incluso llamaron “cachirul” a la diputada Hernández Madrid, a la que también dijeron respetar.

En la Tribuna y en las curules afloraron los insultos, señalamientos y hasta las frases discriminatorias que terminaron por enervar a más de un congresista.

La discusión se desató de inicio, cuando el presidente de la Mesa Directiva de San Lázaro, Javier Bolaños, decidió otorgar la palabra a más legisladores, de los seis que se tenía previsto presentaran posicionamientos, la mitad a favor y la mitad en contra.

Los discursos fueron subiendo de tono, desde que el diputado de Morena, Juan Romero, presentó una “moción suspensiva” para evitar la votación.

Luego su compañera de bancada, Alicia Barrientos, calificaría como “perverso” el acuerdo para darle el espacio que MORENA dejó vacante en el Constituyente a una diputada priísta e hidalguense, cuando a su consideración, ese asiento debería ser ocupado por un diputado o diputada electo por la ciudadanía.

La legisladora advirtió que sus compañeros no aceptarían el “reparto” cuyo fin es debilitar a su partido en la capital y porque “legalmente”, la vacante a la que declinaron, les correspondía.

El diputado de Morena, Vidal Llerenas, cuestionó los “méritos” de la legisladora por Hidalgo y acusó que generar una sobrerrepresentación del PRI  en el Constituyente capitalino, con diputados de Hidalgo y el Estado de México, tiene fines políticos y derivará en conflictos de interés.

El debate se descompuso de lleno, cuando el diputado del PRI, Edgar Romo, que en el intento de defender el derecho de sus correligionarios a tener más espacios en la Asamblea Constituyente y de congraciarse con el presiente de la Mesa Directiva, Javier Bolaños que amagó con cerrar los micrófonos a los legisladores cuyas expresiones considerara inapropiadas, hizo referencia despectiva al origen popular de algunos congresistas.

“Porque por primera vez, vamos a intentar subir el nivel del debate. ¡Basta de sinvergüenzadas, basta de puros léxicos que aprendieron en los barrios y sus colonias y no en la escuela, basta a un debate que no sea civilizado!”, exclamó.

La frase referente al “barrio” del que provienen diputados de Morena, generó molestia y el diputado Romo se llevó consigo la advertencia de que será denunciado formalmente por discriminación y racismo.

Los ofendidos quisieron cuestionarlo mientras seguía en la Tribuna, pero el priísta prefirió no aceptar preguntas, entre ellas, una de la diputada de Morena, Ariadna Montiel.

Dado que el priísta no quiso responder y dijo que estaba dispuesto a discutir sus dichos pero no en la Tribuna, la legisladora capitalina le tomó la palabra y se acercó para abordarlo cuando el congresista iba hacia a su curul.

Montiel Reyes relató que al encarar al diputado Romo García, le dijo que si quería hablar con ella de “barrios”, “colonias” y de “léxicos” impropios, podían hacerlo de frente.

Justo allí, un grupo de diputados de Morena, entre ellos los diputados Rogerio Castro y Ariel Juárez; así como otro de legisladores del PRI, exaltados todos, se acercaron para arropar a sus respectivos compañeros. De paso, intercambiaron gritos, manoteos y empellones.

“Y me dijo: pues sí, vamos a debatirlo. Y como llegaron nuestros compañeros atrás de nosotros, pero yo le dije: aquí estamos, tú me dijiste que al concluir la expresión en la Tribuna tuviéramos un diálogo y aquí estoy, en mi carácter de diputada frente a ti. Y llegan los demás que no opinan, no saben que está pasando y entonces se empiezan a exaltar”, detalló.

En el intento de ordenar la sesión y llamar al orden en San Lázaro, el presidente Bolaños Aguilar también entró a la polémica.

El diputado de Morena, Ariel Juárez avivó más el encendido debate, cuando habló de “pandilleros, mercenarios, mapaches, cerdos, cochinos y marranos”, en alusión a los miembros de las bancadas mayoritarias, a quienes dijo que habían llegado a la Cámara porque “compraron” la curul o se las dieron, a sabiendas de que si los partidos postulaban una “vaca”, la vaca resultaría ganadora e incluso postularon a un “burro” a la Presidencia de la República y éste ganó –en referencia al Presidente Enrique Peña.

Juárez también provocó la molestia, rechiflas e insultos de los priístas que le gritaban “fuera, fuera” para que bajara de la Tribuna, cuando dio una definición de “dedazo” para aludir a la “imposición” de una diputada hidalguense en el órgano constituyente capitalino.

Tras repetidas advertencias respecto a que su lenguaje era inaceptable y si continuaba hablando en el mismo tono, le cerraría el micrófono, el diputado Bolaños cumplió el amago, justo cuando el diputado Juárez mostraba una improvisada pancarta con la frase “No al diputado cachirul por dedazo”.

La decisión del panista incomodó más a los legisladores de Morena y Movimiento Ciudadano (MC), que a través de los diputados Vidal Llerenas y Jorge Álvarez Maynez, pidieron a Bolaños no extralimitarse en sus funciones, no apelar al autoritarismo y no violar la Constitución, al quitarle la palabra a los congresistas que por ley y conforme al fuero, no pueden ser reconvenidos ni limitados en sus expresiones.

El debate terminó con la votación a favor del nombramiento de la diputada Hernández Madrid como la constituyente número 14 designada por la Cámara de Diputados y la número 100 en el órgano capitalino, así como con el anuncio de que MORENA interpondrá una queja formal contra el presidente Bolaños por su inadecuada e inequitativa conducción del debate.