¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Diputados endurecen penas por sobreprecio y acaparamiento durante emergencias

El proyecto que será turnado al Senado de la República, señala que se endurecerán hasta en una mitad, las sanciones previstas.

Angélica Melín Miércoles 2 De Diciembre, 2020 · 19:31 pm
Diputados endurecen penas por sobreprecio y acaparamiento durante emergencias
Cámara de Diputados / Foto: Cuartoscuro
Escucha la nota:

La Cámara de Diputados reunida en Pleno, aprobó reformas al Código Penal Federal para endurecer el castigo a quienes cobren sobreprecio en artículos de consumo necesario, acaparen, escondan o lleguen a acuerdos para fijar, concertar y manipular los precios y la producción de los bienes señalados, en momentos de emergencia sanitaria o por desastres naturales o cualquier otra circunstancia catastrófica.

El proyecto que será turnado al Senado de la República, señala que se endurecerán hasta en una mitad, las sanciones previstas contra distribuidores, productores, comerciantes o cualquier otra persona que provea productos, y con la intención de lucrar, eleve o altere los precios de alimentos, artículos de higiene personal, medicamentos o insumos médicos y de salud.

Con esos cambios, las conductas descritas se penalizarán con 4.5 años de prisión como mínimo y con 15 años de cárcel como máximo; y con multas de hasta mil 500 días como máximo.

Información relacionada: Sistema de salud está a punto de ser desahuciado: PAN

Con los cambios, aumentarán las sanciones aplicables actualmente a las conductas descritas en el artículo 253 del Código Penal Federal, que van de tres años a 10 años de prisión como máximo, y multas de 200 a mil días.

Así, las sanciones subirán a un mínimo de 4.5 años de cárcel, y llegarán hasta 15 años de prisión; mientras que las multas se incrementarán de 300 días mínimo, hasta mil 500 días máximo.

Esa sanción se aplicará también a funcionarios o empleados de dependencias públicas, que entreguen los insumos necesarios en emergencias a quienes no debían recibirlos; o de manera indebida, nieguen o retrasen la entrega de productos necesarios a quienes en realidad los requieren.

Los ajustes al artículo 254 bis del Código Penal, implicarán incrementar las penas actuales de cinco a 10 años de cárcel, a 7.5 y hasta 15 años de prisión; así como aumentar las multas de mil a 10 mil días, de mil 500 a 15 mil días, a quienes celebren, ordenen o ejecuten contratos, arreglos, convenios y otras combinaciones, con el fin de fijar, elevar, acordar o manipular los precios de venta o compra de bienes necesarios en emergencias.

La misma pena aplicará a quienes restrinjan o limiten la producción, procesamiento, distribución, comercialización o adquisición de los bienes y productos referidos.

Las modificaciones avanzaron en San Lázaro, por unanimidad de 465 votos a favor.

“Para erradicar estas prácticas que hoy son normales, de hacer negocio con el dolor de otros seres humanos. Yo les pido su voto a favor, para que erradiquemos las prácticas que laceran a nuestra sociedad, que nadie lucre con el dolor y con la necesidad de ninguna persona en una situación en la que se ha alterado el orden público”, por emergencia sanitaria, desastre natural o algún otro evento catastrófico, apuntó el diputado promovente e integrante de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN), José Elías Lixa.

La reforma que añade un artículo 254 Quáter al Código Penal Federal, señala que las conductas cuya pena se agravará, serán las previstas en el artículo 254, incluyendo la destrucción indebida de productos; el aumento y manipulación de precios; el freno y limitación de la producción, procesamiento, distribución, comercialización o adquisición de productos necesarios.

Los productos necesarios serán de higiene personal, medicamentos e insumos médicos, bienes destinados a prevenir la propagación o contagio de enfermedades, o cualquier artículo de primera necesidad y los que se requieran para la conservación de los mismos.

Ello, en el contexto de la amenaza, inminencia u ocurrencia de una situación de desastres natural, riesgo sanitario o cualquier otra circunstancia catastrófica que altere de forma grave el orden público durante un tiempo determinado.