¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Diputados aprueban Ley de Remuneraciones corregida, va al Senado

El documento será enviado al Senado de la República para continuar con el proceso parlamentario.

Angélica Melín Miércoles 19 De Diciembre, 2018 · 22:30 pm
Diputados aprueban Ley de Remuneraciones corregida, va al Senado
El proyecto fue avalado en lo general por unanimidad, con 436 votos a favor.

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto que reforma y adiciona la ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, el Código Penal Federal y la Ley General de Responsabilidades Administrativas, con el fin de subsanar las inconsistencias y aclarar los conceptos que presentó la primera Ley de Remuneraciones, la cual fue impugnada y suspendida por la Suprema Corte.

El proyecto fue avalado en lo general por unanimidad, con 436 votos a favor.

En lo particular, se aceptó una modificación para establecer que el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de San Lázaro y tres universidades, opinen sobre los montos de las remuneraciones de servidores públicos, incluyendo al Presidente.

Asimismo, se establecieron cambios en materia penal, para sancionar como desvío de recursos y cohecho, a quien viole los montos de las remuneraciones máximas.

El proyecto tiene como fin entre otros puntos, incluir en el objeto de la regulación de las remuneraciones, las que se otorguen en los órganos constitucionales autónomos y las empresas productivas del Estado, en cumplimiento del artículo 127 constitucional.

Es decir, la regulación de sueldos alcanzaría a las cámaras del Legislativo, al Poder Judicial, la Corte, el Tribunal Electoral y el Instituto Nacional Electoral, entre otros.Añade que se facultará a interpretar la ley en el ámbito administrativo y a emitir reglamentos en la materia, a las autoridades correspondientes en la Secretaría de Hacienda, los poderes Legislativo y Judicial.

Establece que serán considerados servidores públicos, quienes laboren en instituciones y organismos con autonomía y las empresas productivas del Estado.

Indican que no se pagarán con recursos públicos remuneraciones a personas distintas a los servidores públicos federales, excepto cuando lo indique el Presupuesto de Egresos.

Puntualiza que cuando un servidor público no tenga superior jerárquico, la determinación de su remuneración se realizará considerando como equivalente al Presidente de la República.

Precisa que para no generar confusiones, la regulación dirigida a las jubilaciones, pensiones, compensaciones, haberes y otras prestaciones de retiro que se otorgan en determinados órganos del Estado, en especial instituciones crediticias paraestatales, se establecerá que la ley sí les aplica.

Aclara que no se está ordenando incluir en los proyectos de presupuesto los tabuladores de las jubilaciones, pensiones, compensaciones, haberes y demás prestaciones de retiro.

Añade que estos beneficios deberán reportarse en el informe sobre la situación económica de las finanzas públicas y la deuda pública, al igual que en la Cuenta Pública.

Se elimina la posibilidad de que en la administración pública se concedan anticipos a la remuneración.

Recalca que los créditos y préstamos que los organismos conceden a los trabajadores de base por ley, contrato colectivo o condiciones generales de trabajo, sólo se podrán extender como prestaciones para los servidores públicos que ocupen puestos de los niveles de enlace, mando medio o superior o sus equivalentes, cuando así lo dispongan expresamente las leyes en materia de seguridad social y trabajo aplicables.

Se modificará el texto legal, para evitar el riesgo de que un servidor público pudiera ser sancionado cuando, procediendo de buena voluntad, incurra en un error y perciba retribuciones mayores a las debidas.

Actualiza el texto legal para hacer referencia a la Unidad de Medida y Actualización (UMA), en lugar del salario mínimo.Incluye un artículo transitorio para establecer el plazo en que el Ejecutivo Federal deberá emitir el reglamento de la ley.

Subraya que los ajustes buscan dejar en claro que ningún servidor público obtendrá una remuneración mayor a la establecida para el presidente de la República; lo que abarcaría a todos los ámbitos del poder público en el estado mexicano.