¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Diputados alistan nuevas reglas para sesionar

Los grupos parlamentarios seguirán fijando posicionamientos sobre cada dictamen a discusión, sólo por cinco minutos.

Angélica Melín Lunes 17 De Agosto, 2020 · 18:50 pm
Diputados alistan nuevas reglas para sesionar
Las sesiones no se extenderán más allá de lo “estrictamente necesario” / Especial
Escucha la nota:

En la Cámara de Diputados, la Junta de Coordinación Política, revisó el proyecto de Reglamento para la Contingencia Sanitaria, por aplicar durante las sesiones ordinarias y extraordinarias que se llevarán a cabo en el Tercer Año de la Legislatura.

El documento será avalado formalmente por los líderes parlamentarios hasta este jueves 20 de agosto, y en el Pleno el próximo 1 de septiembre, por votación de dos terceras partes de los presentes.

Establece que las sesiones en el recinto serán semipresenciales, tanto en Salón de Sesiones como en comisiones.

Información relacionada: Analizan diputados dónde sesionar en septiembre

Prevé que el quórum será válido, cuando haya 126 diputados y diputadas presentes en el Salón de Sesiones, aunado a que todos los congresistas que se encuentren a distancia, podrán registrar asistencia y participar.

Las nuevas reglas nuevamente dejan como opcional y no obligatorio para diputados y diputadas, aplicarse pruebas de detección de coronavirus, así como usar cubrebocas y caretas de protección.

La discusión en ese tema, al interior de la Junta de Coordinación Política, versó sobre la libertad y decisión personal de cada parlamentario, de utilizar o no esos mecanismos de prevención.

El Reglamento para la Contingencia Sanitaria que los coordinadores parlamentarios revisaron, señala de manera preliminar, que las labores serán semipresenciales en San Lázaro, debido a las condiciones sanitarias que privan en el país por la pandemia de COVID-19.

Se entenderá por semipresencial, la presencia física de al menos la mitad más uno de los integrantes en comisiones y órganos de gobierno, y el resto, con participación a distancia.

Se habilitarán plataformas digitales para la participación remota de los congresistas en las sesiones del Pleno, para el registro de asistencia y votación, así como para el trabajo en comisiones y órganos de gobierno.

Indica que las autoridades administrativas implementarán las medidas sanitarias que sean necesarias para reducir los riesgos de contagio, incluyendo la realización de pruebas de detección de coronavirus; desinfección y ventilación de espacios en oficinas, colocación de gel antibacterial en todas las entradas y accesos del recinto, y atención en servicios médicos en todo momento.

La propuesta de reglamento prevé que no se convocará a trabajar físicamente al personal administrativo vulnerable, y se hará la misma recomendación para los diputados federales.

En el Salón de Sesiones, se guardará la distancia y habrá espacios entre curul y curul; el servicio en restaurantes sólo será “para llevar”; el personal administrativo y técnico se reducirá al mínimo indispensable; y se suspenderán los eventos, actividades y entrada de visitas a la Cámara, que no estén asociados al trabajo en el Pleno y en comisiones.

Las sesiones no se extenderán más allá de lo “estrictamente necesario”.

Para ello, se reducirá la presentación de iniciativas en el Pleno, al igual que la intervención de los congresistas cuyas ponencias serán insertadas en el diario de los debates.

Para las votaciones, se mantendrán las opciones: “económica” o a mano alzada, y “nominal”, es decir, legislador por legislador.

En ese último caso, se harán de manera escalonada, para respetar el límite de 126 personas presentes en el Salón de Sesiones, sin contar a la Mesa Directiva.

El resultado de las votaciones nominales no podrá modificarse “por ningún motivo”. Si algún congresista no votó a tiempo, se consignará.

Por las restricciones sanitarias señaladas, ya no se permitirá intervenciones diversas y que no estén inscritas en el Orden del Día, que los congresistas solían realizar al inicio y final de las sesiones.

Para las votaciones en el Pleno, los proyectos de ley o decreto que tengan un solo artículo, se podrán discutir y votar en lo general y lo particular, en un solo acto.

Los grupos parlamentarios seguirán fijando posicionamientos sobre cada dictamen a discusión, sólo por cinco minutos.

Para las discusiones en lo general, se permitirán seis oradores a favor y seis en contra.

La participación de más congresistas quedará sujeta a aprobación de la asamblea, y la Mesa Directiva fijará el número de preguntas que cada orador podría recibir.

Se respetará el derecho a presentar reservas, y a que intervengan hasta tres oradores a favor y tres en contra, si las propuestas de cambio se aceptan a discusión; y la presidencia de la Mesa Directiva acordará la modalidad para debates en específico sobre temas particulares.

En cuanto al apoyo técnico con el que contarán, a fin de registrar asistencia y votar dictámenes y acuerdos de órganos de gobierno, se implementará la utilización de la Firma Electrónica.