octubre 17, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Nacionales

Destacan en la UNAM la importancia de la caricatura en México

Antonio Helguera, caricaturista de La Jornada y Proceso, falleció el pasado 25 de junio, es considerado uno de los grandes artistas que tuvo México en las últimas décadas.

Rocío Méndez
Destacan en la UNAM la importancia de la caricatura en México
Aspectos de arreglo floral en memoria del caricaturista Antonio Helguera, uno de los mejores caricaturistas en México / Foto: Cuartoscuro
Escucha la nota:

El periodista Jorge Meléndez Preciado señaló que el que no entienda la importancia de la caricatura en México no ha comprendido las transformaciones que se han tenido desde “El Hijo del Ahuizote” en la Reforma, en la Revolución y en estos tiempos.

“Los transformadores reales para que haya una apertura, no como la que decíamos política, para mí han sido los moneros”, indicó Meléndez en el homenaje “Helguera por siempre, la caricatura política en México”, rendido por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

*Información relacionada: Nueva normalidad en la UNAM contempla clases a distancia y presenciales

Antonio Helguera, caricaturista de La Jornada y Proceso, falleció el pasado 25 de junio, es considerado uno de los grandes artistas que tuvo México en las últimas décadas e influyó de manera real en la vida política de la nación.

De lo anterior, coincidieron Rafael Barajas “El Fisgón”, José Hernández “Monero Hernández”, Rafael Pineda “Rapé”, Mario López “Mayo López”, Gonzalo Rocha, Bulmaro Castellanos “Magú”, Juan Alarcón y el periodista Jorge Meléndez.

Helguera influyó en la vida política de nuestro país

Helguera tenía un dibujo preciso, hacía retratos exactos, era anatómicamente perfecto, y también, apuntó “El Fisgón” su trabajo influyó en la vida de nuestro país.

“El Fisgón” relató que luego de conocerlo en un taller de caricatura en Chapultepec se dio cuenta del potencial que tenía el futuro abogado, por lo cual le recomendó inscribirse a la Academia de San Carlos. No le hizo caso, pues entró a La Esmeralda, pero terminó siendo uno de los grandes caricaturistas mexicanos.

Al parafrasear a Helguera: “caricatura que no es crítica es propaganda”, José “Monero Hernández”, señaló que “absolutamente nadie podrá encontrar en los cartones que hizo Helguera en los últimos tres años, un cartón que sostenga un discurso distinto, de los hechos del 2018 para atrás. Son cartones criticando exactamente lo mismo, criticando los poderes y de ninguna forma se contradice. Esa es una de sus grandes características y virtudes”.

Helguera pedía ampliar la cultura

Rafael Pineda “Rapé” recordó que Helguera le pedía ampliar su cultura; “les puedo contar que Helguera no nada más estaba interesado en la caricatura, sino que estaba interesado en el tatuaje, me quedé con muchas ganas de ser tatuado por él”, finalizó.

El cartonista Gonzalo Rocha remarcó que la caricatura “es periodismo” y Bulmaro Castellanos “Magú”, contó que cuando era un abogado y decidió hacerse caricaturista se inscribió en San Carlos; “sin embargo, no cursé siquiera un año… la esencia de su profesión no radica en la perfección técnica o el estilo impecable, sino en captar la realidad con los trazos adecuados, y éstos no tienen por qué ser hermosos, dijo quien suele describirse como “el caricaturista que peor dibuja del país”.

Juan Alarcón, quien pasó la mayor parte de la sesión a distancia reclinado sobre su mesa y mostrando a la cámara la parte superior de su bombín rojo en vez de dar el rostro, explicó que estaba inclinado porque trabajaba en su cartón del día siguiente y era su hora de entrega. “Y es que, como bien se ve, un caricaturista sólo agacha la cabeza para dibujar”, concluyó Alarcón.