¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Descarta Morfín periodo extraordinario; los pendientes se resolverán a partir de febrero

El vicepresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, José González, señaló que lo más adecuado, es retomar labores en febrero del 2014, con trabajo intenso en comisiones, a fin de sacar adelante todas las leyes secundarias pendientes, en materia de telecomunicaciones, energética, reforma político-electoral.

Angélica Melín Lunes 30 De Diciembre, 2013 · 18:37 pm
Descarta Morfín periodo extraordinario; los pendientes se resolverán a partir de febrero
El vicepresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, José González

El vicepresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, José González, consideró que dado el corto periodo de receso en los trabajos ordinarios en el Congreso, no tendría caso llamar a un periodo extraordinario de sesiones en el próximo mes de enero, aunado a que, hace falta tener dictámenes listos para discutir.

Lo anterior, porque la Comisión Permanente del Congreso regresará a trabajar hasta el día 8 del siguiente mes y el arranque del próximo periodo ordinario, previsto el 1 de febrero, ya está en puerta, de modo que no habrá tiempo para convocar a trabajos extra, explicó.

“La Permanente va a volver a sesionar hasta el día 8, entonces, sólo la Permanente puede convocar a un periodo extraordinario.  Yo sinceramente creo que ya no da tiempo, y no es necesario. Que realmente los temas los podemos abordar a partir del primero de febrero”, argumentó.

“Yo no le veo caso, si no hay dictámenes listos, si estuvieran los dictámenes todos estaríamos de acuerdo en convocar a al extraordinario, pero si no hay los dictámenes, y si parte de la convocatoria del extraordinario es la agenda, y pues tiene que haber los dictámenes, yo creo que no”, enfatizó.

El legislador del Partido Acción Nacional (PAN) señaló que lo más adecuado, es retomar labores en febrero del 2014, con trabajo intenso en comisiones, a fin de sacar adelante todas las leyes secundarias pendientes, en materia de telecomunicaciones, energética, reforma político-electoral; así como la integración del nuevo organismo electoral, en sustitución del Instituto Federal Electoral (IFE).

Tras destacar que esas serán las prioridades de un nuevo periodo, dijo que los diputados también deberán enfocarse en abordar los asuntos que el Senado envió a San Lázaro antes de finalizar las sesiones ordinarias, como lo referente a la creación del organismo anticorrupción.

El legislador señaló que hay muchos proyectos que debían haberse aprobado hace semanas, ya que el plazo para emitir los reglamentos de las llamadas cartas ciudadanas venció desde agosto pasado; mientras que las leyes secundarias en telecomunicaciones debieron salir  a más tardar el 10 de diciembre.

Otro tema que quedó “a medias”, refirió González Morfín, fue el de la propia consulta popular, que el Senado no terminó de analizar, ante la necesidad de dar luz verde a la reforma energética.

“Creo que febrero, marzo y abril debe ser el periodo de sesiones para concluir todo. Debemos concluir las leyes secundarias que tienen que ver con la reforma política, tenemos que elegir a los nuevos consejeros del nuevo instituto electoral, que se diseñó en la Constitución. Tenemos que aprobar lo de telecomunicaciones. Tenemos que aprobar, por supuesto, todo lo que tiene que ver con la reforma energética. Va a ser un periodo de sesiones muy activo con muchísimos temas”, recalcó.

Al expresar su confianza en que los pendientes se desahoguen a la brevedad y el Congreso esté a la altura de lo que requiere la ciudadanía, pidió que no se descuiden los temas que ya están en la mesa.

Los legisladores deberán estar listos para recibir propuestas que pudiera enviar el Ejecutivo Federal, en caso de que decida ejercer su facultad de presentar iniciativas preferentes o bien, para procesar los planteamientos de los grupos parlamentarios, indicó.

Subrayó que la iniciativa preferente es un instrumento legal muy importante, porque establece plazos claros para aprobar reformas urgentes.

“Creo que la única vez que se puso en práctica dio muy buenos resultados. Cuando el presidente Calderón manda la reforma laboral y la Ley de Contabilidad Gubernamental salieron muy bien, salieron en tiempo”, de modo que se trata de una herramienta eficaz cuyo uso, finalizó, depende del Ejecutivo Federal.