¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Urge Redim reforzar impuestos a bebidas azucaradas y comida chatarra

El problema de la obesidad infantil es tan complejo que esto nos obliga a revisarlo en su justa dimensión y anticipar las consecuencias que esta epidemia tendrá para los niños de hoy y futuros adultos de México, dijeron los defensores.

Rocío Méndez Lunes 13 De Marzo, 2017 · 21:01 pm
Urge Redim reforzar impuestos a bebidas azucaradas y comida chatarra
Foto ilustración

Proponen escuchar a los niños, regular a la industria de bebidas y alimentos e implementar una carga impositiva a bebidas azucaradas y comida chatarra, propone la Red por los Derechos de la Infancia, REDIM, en voz de su titular, Juan Martín Pérez, en el marco de la presentación del libro “Los derechos de los niños y niñas en México frente al ambiente obesogénico.

Frente a la publicación del libro elaborado por el Instituto del Investigaciones Jurídicas de la UNAM y El Poder del Consumidor, Pérez enfatizó que el Estado “tiene la responsabilizad de garantizar la salud de niñas y niños, incluyendo el acceso a una alimentación saludable”. 

También precisó que la familia “está obligada a respetar los derechos de los niños; los padres no son dueños de los niños, no son propiedad familiar por lo que se hacen necesarias políticas del Estado” para proteger a lo menores. 

El Estado también es el responsable de regular a la industria de bebidas y alimentos para garantizar el derecho a la salud; “la industria debe ser regulada porque hasta hoy se ha priorizado la ganancia de las trasnacionales por encima del interés superior del niño”, consideró el titular de la REDIM.

“Hasta hoy, la industria de bebidas y alimentos ha impuesto sus intereses por lo que se necesita voluntad política de las autoridades para proteger la salud de los menores.

La desnutrición y la anemia en México también son reflejo de pobreza, en el marco de un ambiente obesogénico guiado por la industria, reiteró. 

El tema de la obesidad infantil en México ha recibido un tratamiento predominantemente científico, antropológico o económico en la opinión pública, pero el estudio resalta la organización a partir de los derechos humanos de los niños y niñas desde la interpretación extensa del Comité de los Derechos del Niño, que es el órgano de expertos independientes que supervisa la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño.

La obesidad infantil ha llegado en México a niveles exorbitantes. El problema es tan complejo que esto nos obliga a revisarlo en su justa dimensión y anticipar las consecuencias que esta epidemia tendrá para los niños de hoy y futuros adultos de México. Ante la falta de evidencia en sentido contrario, las estrategias internacionales buscan mitigar los efectos de la publicidad, la comercialización y la promoción de alimentos, bebidas y estilos de vida no saludables para los niños.

Para ello es necesario entrar al estudio de las condiciones de vulnerabilidad de niñas y niños. Se reconoce que las carencias educativas y de opciones saludables en el mercado han sido aprovechadas por las agresivas industrias de alimentos. A este factor se le ha llamado el ambiente obesogénico. Con este concepto se describe el entorno promotor de la obesidad, que favorece la ingesta de alimentos procesados de bajo contenido nutrimental y alto conteo calórico, finalizó.