¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Crisis económica por Covid-19 agudizó problemática de mujeres rurales 

Mariana González Torres, representante del Congreso Agrario Permanente, señaló que las mujeres campesinas son víctimas de violencia por parte de sus esposos o parejas; incluso algunos casos derivaron en homicidios.

Juan Carlos Alarcón Jueves 9 De Julio, 2020 · 12:20 pm
Crisis económica por Covid-19 agudizó problemática de mujeres rurales 
Actualmente 6 de cada 10 mujeres del campo viven en pobreza / Pixabay
Escucha la nota:

La crisis económica y social derivada del Covid-19 agudizó la problemática de mujeres y niñas rurales; actualmente 6 de cada 10 mujeres del campo viven en pobreza, a pesar de que producen la mitad de los alimentos en las comunidades ejidales, aseguró Mariana González Torres, representante del Congreso Agrario Permanente.

La también integrante del Movimiento Campesino “#El Capo es de Todos”, precisó que más de 15 millones de mujeres campesinas habitan en localidades rurales y, representan el 34 por ciento de la fuerza laboral por lo que se estima que son responsables de más de la mitad de la producción de alimentos en México.

Información relacionada: Gobierno mexiquense entrega microcréditos a mujeres emprendedoras

Al participar en el Foro “Hacia un Acuerdo Nacional para enfrentar la crisis”, organizado por la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), el Frente Amplio Social Unitario (FASU) y el Encuentro Nacional de Dirigentes (ENADI), señaló que las mujeres campesinas son víctimas de violencia por parte de sus esposos o parejas, e incluso algunos casos derivaron en homicidios.

En su exposición, Mariana González Torres, argumentó que “las mujeres rurales viven en condiciones de mayor discriminación y violencia, pese que producen la mitad de los alimentos y la tenencia de la tierra representa una de sus mayores dificultades.

De acuerdo con los datos del Registro Agrario Nacional, del padrón de 4.9 millones de personas que poseen núcleos agrarios, en todo el país, más de 3.6 millones son hombres lo que significa que, de cada 10 personas con derecho sobre la tierra, tres son mujeres, señaló.

Dijo que al no ser propietarias de la tierra no pueden ser beneficiarias de programas de equipamiento, infraestructura, créditos o apoyos económicos por pagos de servicios ambientales. Además, apuntó la representante del CAP y del movimiento #El Campo es de Todos, la crisis económica y social derivada del Covid-19, remarca las existentes desigualdades ya que no existen programas productivos diseñados a fomentar la equidad de género.