diciembre 01, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Nacionales

Consulta de revocación podría entrar en riesgo por falta de recursos: Córdova

Aún no hay certeza sobre la fecha de la revocación, el INE propone el 27 de marzo de 2022, si la fecha se pospone, podrían incrementarse los costos, alerta Lorenzo Córdova.

Angélica Melín
Consulta de revocación podría entrar en riesgo por falta de recursos: Córdova
Consulta de revocación podría entrar en riesgo por falta de recursos: Córdova
Escucha la nota:

El Instituto Nacional Electoral (INE) manifestó su esperanza de que la consulta sobre revocación de mandato no esté en riesgo, debido a un tema presupuestal, es decir, por una eventual reducción de recursos al organismo, en el marco de la discusión de los Egresos 2022 en la Cámara de Diputados, planteó el consejero presidente Lorenzo Córdova.

Después de reunirse en privado con el presidente de la Mesa Directiva del recinto, con el que posteriormente ofreció declaraciones conjuntas, Córdova Vianello dijo confiar en que tanto el INE como los diputados federales harán el esfuerzo que sea necesario para que la consulta prevista para el mes de marzo de 2022 pueda realizarse sin contratiempos.

Información relacionada: Lorenzo Córdova responde a Ignacio Mier; no renunciará al INE

“¿Está en riesgo o no el ejercicio de la revocación de mandato por una lógica presupuestaria?, ¡yo espero que no!, por eso hay que hablar el ir construyendo puntos de consenso, ¿no?, a lo mejor si nos dicen tres mil 800 es mucho, tiene que ser menos, bueno, la ley nos dice que tienen que ser las mismas mesas. Bueno, pero a lo mejor se encuentra alguna solución, por eso el diálogo es importantísimo”, planteó.

“A ver, déjenme decirlo así, para que quede claro, yo creo que si las y los ciudadanos deciden con sus firmas, que haya revocación de mandato, tanto la Cámara de Diputados como el INE harán todo lo que tienen que hacer para que efectivamente este ejercicio novedoso se lleve a cabo de la mejor manera posible”, apuntó.

El presidente del INE admitió que aún hay incertidumbre sobre la fecha específica de la realización de la consulta.

Hombre
Foto: Cuartoscuro

El cálculo hecho de manera técnica por la institución autónoma, es que el ejercicio costará tres mil 800 millones de pesos, porque implicará la instalación del mismo número de mesas de recepción de opiniones que en una elección federal; y la fecha debería ser el 27 de marzo.

Es en ese momento cuando el Instituto estaría completamente listo para hacer el despliegue técnico y operativo necesario para llevar a cabo el evento, pero si por distintas razones, como una interpretación legal o política, cambia el día de la consulta, también se correrían riesgos, alertó.

“Consideramos que tendría que ser el 27 de marzo, así está establecido en los lineamientos. Una interpretación de la ley, insisto, no es la única, podría hacer que esto tenga que realizarse en abril. Esto tendría unas implicaciones, sobre todo presupuestales, porque esto implica tener al personal contratado durante un mes adicional”, explicó.

Por ello, dijo, las semanas siguientes deberá mantenerse la comunicación permanente para que el costo del ejercicio no se incremente más y las posibles interpretaciones al respecto no generen una problemática de tipo político.

Sobre la reforma electoral que podría presentar la mayoría del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en las semanas o meses siguientes, con el fin de modificar la estructura e integración del INE, el consejero presidente señaló que se debe dar en las mejores condiciones para construir eventuales cambios.

INE
Foto: Cuartoscuro

El organismo electoral pone a disposición de los congresistas todo el acompañamiento técnico necesario para que la probable reforma tenga ese sustento.

Si una reforma electoral no es incluyente, no hay debate abierto ni construcción de consensos, “vamos a tener un problema”, si se aprueba por imposición, “vamos a tener un problema”. Una ley por consenso y producto del entendimiento será de más fácil cumplimiento, permitirá la gobernabilidad pública.

De lo contrario, a futuro una norma sin acuerdos podría ser impugnada.