¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Conacyt alerta sobre bajo aporte económico a la dependencia

Parte importante del presupuesto del Conacyt se destina a becas para apoyo de estudiantes.

Rocío Méndez Jueves 27 De Junio, 2019 · 16:42 pm
Conacyt alerta sobre bajo aporte económico a la dependencia
Durante la conferencia matutina, la directora general de CONACyt alertó sobre la fuga de cerebros del país / Especial
Escucha la nota:

En México tenemos, “un valor muy bajito de menos de un” científico por cada mil habitantes y el porcentaje de Producto Interno Bruto que se designa al quehacer científico y tecnológico es de 0.4 % del PIB en promedio, alertó la directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt),María Elena Álvarez-Buylla Roces.

Este año, recibimos 24 mil 764 millones pesos en el Conacyt. Con respecto al año pasado, sí fue una disminución de más de dos mil millones de pesos.

Información relacionada: Fuga de cerebros‘ va en aumento y afecta el desarrollo del país

“Espero, sin ponerle números, que podamos llegar a tener un aporte del Producto Interno Bruto mayor que el que tenemos ahora y que con ello también nos estemos colocando en una situación de mayor solvencia científica y tecnológica en términos del quehacer público de este país”, prometió la titular del Conacyt.

La iniciativa privada “Bet” aporta un 19 por ciento al desarrollo científico al revisar cómo se distribuyeron los recursos del Conacyt. Se destinaron 35 mil 175 millones de pesos a la iniciativa privada (48 por ciento), y 37 mil 423 millones de pesos se quedaron a instancias públicas. Esos recursos se entregaron bajo el argumento de que así se impulsaba la innovación, pero México, bajó del lugar 56 al 72 en “eficiencia”.

Parte importante del otro 50 por ciento de los recursos del Conacyt se destinaron a becas para apoyar a los estudiantes en su formación a nivel de especialidades, de maestrías y doctorados. “México se volvió en un gran productor de talentos especializados a nivel de posgrado que, al terminar sus estudios, su formación, no encontraron trabajo”, señaló.

“La fuga de cerebros llegó en el último sexenio a 30 mil científicos, prácticamente el mismo número de investigadores que tenemos en el Sistema Nacional de Investigadores que están fuera del país dando su talento y su capacidad en puestos de liderazgos en universidades y también en empresas”, alertó.