¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Con una orden y cuando no se ponga en riesgo a la población, se arrestará a Ovidio Guzmán: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó aceptar renuncias de sus colaboradores en materia de Seguridad

Rocío Méndez Lunes 21 De Octubre, 2019 · 11:22 am
Con una orden y cuando no se ponga en riesgo a la población, se arrestará a Ovidio Guzmán: AMLO
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, dijo que los conservadores callaron como momias cuando se masacraba a la población
Escucha la nota:

Ante la denuncia presentada ante la Fiscalía General de la República (FGR), en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador y el titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, por la liberación de un presunto narcotraficante en Culiacán, Sinaloa el Jefe del Ejecutivo federal de dijo “dispuesto a comparecer” ante este reclamo impulsado por quienes calificó como “los que son partidarios del uso de la fuerza, los que con su estrategia, convirtieron al país en un cementerio”.

“Sí me gustaría ir a comparecer ante la autoridad, si lo solicita la autoridad competente, para exponer mis razones del porqué no a la violencia”, refirió el primer mandatario al señalar que bajó su gestión “hay un cambio verdadero” y los criminales “se quedarán aislados como los políticos corruptos, así también hay que ir aislando a la llamada delincuencia organizada, que no sea motivo de prestigio pertenecer a una banda de delincuentes, pero esto es un proceso, lleva tiempo”.

Información relacionada: AMLO, dispuesto a comparecer ante autoridades por caso Culiacán (VIDEO)

El presidente López Obrador afirmó que “sí existe la orden de presentación, desde luego, y una orden de extradición, siempre y cuando no se ponga en riesgo a la población, que se cuide la vida de las personas”, entonces su gobierno arrestará a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín Guzmán Loera, ex líder del llamado Cártel de Sinaloa.

Cuestionado sobre la separación del cargo de integrantes del Gabinete de Seguridad por el operativo fallido de Culiacán, López Obrador descartó aceptar renuncias de sus colaboradores; “eso es lo que quisieran nuestros adversarios, los conservadores, en vez de actuar con responsabilidad, porque estaba de por medio la vida de la gente, azuzaron, hasta ex Presidentes gritando, pidiendo, mano dura, violencia, que respondiéramos así, con violencia, para, como lo hacían ellos, mostrar trofeos que no resolvían para nada el problema de fondo, que es el de garantizar la paz y la tranquilidad”, consideró.

Tras reconocer que la del pasado jueves “fue una tarde noche muy difícil, de crisis”, el Jefe del Ejecutivo federal consideró que “ya se empezó a normalizar la situación en Culiacán, se vuelve a la normalidad, que era lo que nos importaba, pero hubo en este tiempo una campaña hasta irracional de nuestros adversarios, algo fuera de lo normal… Pensaron que era el momento de afectarnos políticamente, yo siempre creo mucho en la sabiduría de la gente y sé que la mayoría de los mexicanos aprobó la decisión del Gobierno”, agregó.

Para López Obrador, el caso Culiacán “sirvió para confrontar los dos modelos, el de los conservadores irresponsables que callaron siempre como momias cuando se masacraba a la población ahora gritaban que querían violencia. Que era necesario mostrar los pantalones porque son supuestamente muy valientes, pero con los pantalones de otros y decidimos no arriesgar la vida de la gente. Fue una decisión del gabinete de seguridad y yo la avale”, enfatizó.

”Imagínense si se continúa con el operativo y se hubiese perdido la vida de muchos, porque esa fue la valoración que se hizo, además gente inocente, población civil, no sólo los delincuentes, que son seres humanos, los soldados. ¿Cómo me estarías preguntando, hoy, si hubiese habido una masacre? No estarían hablando de la renuncia a lo mejor de Audomaro (Martínez, titular del Centro Nacional de Inteligencia) y de Durazo (Alfonso, secretario de Seguridad Pública), sino de la renuncia del Presidente”, comentó.

—“¿Habrá una sanción?”, se le inquiere al presidente López Obrador.

—“Sí, se está haciendo una revisión, el Secretario de Defensa está haciendo una evaluación, ellos reconocieron, en efecto, que fue una acción precipitada, no previeron lo suficiente, no actuaron con precaución, se está haciendo una revisión de este tema”, aseguró el primer mandatario.

“Lo importante es que, al cometerse este error de falta de preparación del operativo se tomó la decisión de detenerlo, porque en otros tiempos pues era, aunque hubiese, decían, daños colaterales, hubo un Presidente que así lo expresó, ‘van a haber daños colaterales, pero van a haber buenos resultados’, y realmente sólo hubieron daños colaterales y no buenos resultados”, criticó López Obrador.

Tras insistir que a Culiacán ya llegó la “normalidad, incluso hubo juegos de béisbol”, el Jefe del Ejecutivo mandó “un abrazo a toda la gente de Culiacán, todo mi afecto”.

Cuestionado sobre la información previa que le debieron hacer llegar antes del intento de captura y la posible participación de la DEA en el fallido operativo en Culiacán, López Obrador apuntó: “no me gusta la especulación, no hago conjeturas, procuro tener información, no permito que nadie me manipule. No me comparen porque ‘eso sí calienta’. No es de que hacen las cosas y no me entero o yo delegó funciones y usted haga lo que quiera. No, el presidente de México tiene información y toma las decisiones Para garantizar la vida y el bienestar de los mexicanos”, resaltó.

En insistió en el escenario contrario: “imagínense si el jueves hubiesen habido muchos muertos, ¿cómo estaríamos?, era frenar un proceso de transformación , era detener la posibilidad de un cambio verdadero”.

— “Por eso, ¿le estaban poniendo  ‘un cuatro’ a usted presidente? un

—“Sí fue esa la intención, ‘aceptado sin conceder’ como dicen los abogados, nos hicieron lo que el viento a Juárez. Punto”, cerró el diálogo el primer mandatario mexicano.