¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

CNDH dirige recomendación a Sedena por caso de tortura en Michoacán

La CNDH acreditó que elementos de la Sedena torturaron a una persona en Michoacán, que fue detenida luego de un enfrentamiento donde murieron 2 efectivos.

René Cruz Viernes 28 De Diciembre, 2018 · 12:34 pm
CNDH dirige recomendación a Sedena por caso de tortura en Michoacán
El presunto caso de tortura por parte de elementos de Sedena, se cometió el 5 de enero de 2014.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la Recomendación 79/2018, dirigida al titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), general Luis Crescencio Sandoval González, por el caso de tortura en agravio de una persona que fue detenida luego de un enfrentamiento armado ocurrido el 5 de enero de 2014 en el municipio de Apatzingán, Michoacán, hechos en los que perdieron la vida dos elementos castrenses.

Tras recibir un disparo de arma de fuego, dicha persona fue detenida y amarrada de manos y pies por efectivos militares, quienes le colocaron en el cuello el cinturón que portaba y lo comenzaron a arrastrar, al tiempo que le pegaron con la culata de un arma y le propinaron un puntapié en nariz y boca.

Luego de permanecer más de cinco horas en la parte trasera de una camioneta del Ejército, donde lo golpearon e insultaron, fue conducido a las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR), donde se ordenó llevarlo a un hospital ante la gravedad de las lesiones que presentaba.

Aun cuando el personal de la Sedena indicó que al momento de la detención la víctima ya se encontraba golpeada, no se aportaron pruebas que avalaran dicha versión; mientras, la Opinión Médica Especializada para Casos de Posible Tortura y/o Maltrato, realizada por la CNDH, determinó que las lesiones que presentó en su integridad física fuero producidas tras su detención y causadas de forma innecesaria para su sometimiento.

Además, la revisión de los expedientes clínicos, notas y certificados médicos emitidos por diversas instancias permitieron a la CNDH comprobar que las lesiones descritas en los mencionados dictámenes se ubican en la parte frontal de su cuerpo, así como en la novena costilla izquierda, rodillas y hueso nasal, coincidentes con los hechos narrados por el agraviado.