¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Cienfuegos no era objetivo central de la DEA, revela expediente

Fuentes cercanas al caso señalan que el nombre del general fue usado por el narcotraficante identificado como H9 para engañar a su jefe el H2.

René Cruz Viernes 15 De Enero, 2021 · 16:13 pm
Cienfuegos no era objetivo central de la DEA, revela expediente
Salvador Cienfuegos, extitular de la Sedena / Foto: Cuartoscuro.com
Escucha la nota:

El ex titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, no era el objetivo central de la investigación que inició en el 2013 la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) en contra de distribuidores minoristas de heroína situados en Las Vegas, Nevada, quienes eran abastecidos por la organización criminal de Juan Francisco Patrón Sánchez, El H2.

De acuerdo con el expediente que le entregó el Departamento de Justicia al gobierno de México, difundido por la Secretaría de Relaciones Exteriores ( SRE), en la investigación la DEA nunca tuvo como objetivo directo a ningún funcionario mexicano, ni tampoco estuvo vigilando o investigando las actividades de Cienfuegos Zepeda en territorio nacional.

Información relacionada: EU dice que podría reiniciar proceso contra Salvador Cienfuegos

En el documento de 750 páginas que este viernes hizo público la SRE, Timothy J. Shea, administrador interino del Departamento de Justicia, le informa al canciller Marcelo Ebrard que en el 2016, la DEA obtuvo el permiso para realizar unas interceptaciones electrónicas del fuero federal en Estados Unidos, cuyo objetivo principal era Daniel Silva Garate, El H9, y precisó que no hubo interceptaciones en territorio nacional mexicano.

“La DEA no investigó a Cienfuegos Zepeda como objetivo principal y tampoco interceptó directamente sus comunicaciones. Él fue acusado como un coconspirador después de haber sido identificado personalmente en las pruebas que se desarrollaron en contra de Silva Garate y Patrón Sánchez”, señala el documento.

Al respecto, fuentes cercanas al caso informaron que la Fiscalía General de la República (FGR) decidió no ejercer la acción penal en contra del ex titular de la Sedena, toda vez que El H9 uso el nombre del mando castrense para engañar a su jefe El H2, con el fin de sacarle dinero haciéndole creer que era para sobornar al ex servidor público.

Silva Garate le comunicó a Patrón Sánchez que el general era un hombre de estatura baja, robusto y blanco, descripción que no guarda coincidencia con la de Salvador Cienfuegos; además, El H9 mostró a El H2 los chats en los que “El Padrino” le pedía dinero o le agradecía el regalo de un avión para uno de sus hijos, información que no era cierta, pues el ex titular de la Sedena tiene tres hijas.

En tanto, la investigación de la DEA refiere que las pruebas sobre Patrón Sánchez incluían unas capturas de pantalla de unos mensajes que Cienfuegos Zepeda intercambió con Silva Garate, mismos que fueron compartidos entre Silva Garate y Patrón Sánchez.

Las intercepciones electrónicas revelaron también el papel que desempeñaba Salvador Cienfuegos al restringir operativos militares en Nayarit con la finalidad de proteger las operaciones de Patrón Sánchez para que no fueran intervenidas.