diciembre 02, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Nacionales

CIDH ordena a México proteger derechos Marco Antonio, estudiante de prepa 8

La CIDH lamentó que las autoridades continuen sin encontrar condiciones objetivas e imparciales para investigar el caso de Marco Antonio. 

Rocío Méndez
CIDH ordena a México proteger derechos Marco Antonio, estudiante de prepa 8
Foto: Marco Antonio, estudiante de la UNAM que estuvo como desaparecido y posteriormente localizado golpeado / Reuters Archivo
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares en favor del alumno de la preparatoria 8 de la UNAM, Marco Antonio, al constatar la situación de gravedad y urgencia en la que se encuentra después de haber sido detenido por policías capitalinos el 23 de enero del 2018, siendo localizado cinco días después, con evidentes afectaciones en su salud física y mental.
 
“Exhortamos a las autoridades mexicanas a cumplir con las medidas ordenadas por la Comisión de forma inmediata y proteger los derechos de Marco Antonio de manera que pronto pueda retomar su vida en condiciones seguras”, apuntan el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional, CEJIL; la Defensoría por los Derechos de la Infancia, ODI; el Instituto de Justicia Procesal Penal, IJPP y la Red por los Derechos de la Infancia en México, REDIM, quienes defienden el caso.
 
 
Los defensores también lamentaron que “se continúe sin encontrar condiciones objetivas e imparciales para investigar el caso”.
 
Actualmente, Marco Antonio se encuentra hospitalizado en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía donde ha sido amarrado pese a que la Jueza pidió al INNN explorará otras medidas alternativas; además, se le suministró un fármaco que podría afectar su salud y  en el continúan sin dar el expediente, por lo cual la familia desconoce absolutamente el tratamiento que se le brinda a Marco Antonio.  
 
Por otro lado, la preocupación por opiniones médicas adicionales se agrava ante el hecho que se difundan aseveraciones sobre antecedentes psiquiátricos y de drogas sin sustento alguno. 
 
En el último informe del Instituto el hospital solamente dijo que no tenía las condiciones para proporcionar medidas alternativas a la sujeción.
 
Derivado de lo anterior, la CIDH determinó que los derechos de Marco Antonio a la vida, integridad personal y salud se encuentran en riesgo de sufrir un daño irreparable, por lo que ordenó al Estado mexicano que adopte las medidas necesarias para preservarlos, teniendo en cuenta el interés superior del joven; y que concierte estas medidas con él, su familia y sus representantes, especialmente respecto de la atención médica y psicológica, garantizando su autonomía y consentimiento informado.
 
En su resolución la Comisión consideró el riesgo derivado de la difusión de datos personales e información que estigmatiza a Marco Antonio vinculándolo con el consumo de drogas y con problemas psiquiátricos previos a su desaparición. 
 
Además, destaca que la CIDH incluya específicamente la obligación de proteger el derecho a la salud, incluyendo en específico la salud mental. 
 
Asimismo, el equipo de defensa está trabajando en coadyuvancia con la Fiscalía Especializada en Investigación de los Delitos de Desaparición Forzada de la Procuraduría General de la República.