¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Alista PRI convocatoria para renovar dirigencia; podría salir esta semana

La lideresa en funciones de ese partido, Carolina Monroy, explicó que a partir de que se expide la convocatoria y se hace pública deben correr cuando menos 72 horas para dar inicio al procedimiento de registro de aspirantes.

Angélica Melín Miércoles 6 De Julio, 2016 · 20:40 pm
Alista PRI convocatoria para renovar dirigencia; podría salir esta semana
Carolina Monroy, presidenta nacional del PRI

La dirigente nacional en turno del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y diputada federal, Carolina Monroy, anunció que esta misma semana esa fuerza política podría lanzar la convocatoria para el registro de aspirantes a ocupar el cargo que hace algunos días dejó Manlio Fabio Beltrones.

La congresista agregó que ello, en el entendido de que tentativamente, la siguiente semana se llevará a cabo el Consejo Político Nacional, durante el cual podría ser electo el nuevo dirigente o la nueva titular del tricolor.

“Está por emitirse, ya estamos trabajando desde hace dos o tres días en la composición, precisamente, de la convocatoria, y pues hay un procedimiento estatutario que, primero, nos dice: a partir del momento en que se expide la convocatoria y se hace pública, deben correr, cuando menos, 72 horas para dar inicio al procedimiento de registro”, apuntó.

Agregó que una vez emitida la convocatoria, se abrirá un espacio para “resolver dudas o quejas”, de quienes tengan interés en competir por la dirigencia tricolor, así como para que los sectores que conforman al PRI se pronuncien.

Acto seguido, se abrirá el registro y las distintas propuestas serán analizadas por los 710 integrantes del Consejo Político Nacional que la semana entrante podría emitir una votación.

“Y, después de esto, viene el dictamen. Una vez dictaminado el registro se somete a consideración del Consejo Político. Estamos hablando de un trayecto de entre siete y ocho días naturales, o sea lo que dura de principio a fin”, explicó.

En cuanto a si el nuevo dirigente priísta debe o no ser una persona cercana al Presidente de la República, dejó en claro que éste es la figura más importante dentro del partido, por lo que su voz y voto tendrán prioridad al elegir a los nuevos timoneles.

“Todos los perfiles estamos vinculados a la Presidencia de la República, absolutamente todos. Es el presidente de los priistas, es el máximo dirigente del PRI. Para eso es el Consejo Político, quien decide es el Consejo, pero desde luego que el señor presidente de la República es el priista más destacado, más importante de nuestro partido y su palabra y su voz cuenta, es escuchado y será escuchado siempre”, apuntó.

Monroy del Mazo refrendó que entre sus planes no está quedarse en la dirigencia del Revolucionario Institucional, sino que tiene interés de competir por la candidatura al gobierno del Estado de México, cuya magistratura se renovará en 2017.

Enfatizó que en su momento buscó ocupar la secretaría general del partido, en estos momentos ejerce las funciones de presidenta y su papel en el proceso interno es el de generar condiciones para que la selección se lleve a cabo de manera “tranquila y en paz”.

Respecto a la postura del Partido Acción Nacional (PAN), que ha amagado con llevar a la cárcel a los gobernadores salientes de Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo, la diputada Monroy pidió al líder del albiazul, Ricardo Anaya “que se dedique a atender sus asuntos” y también atienda los “problemitas” internos y que esclarezca la actuación de ex mandatarios como Guillermo Padrés.

Añadió que en el PRI, a diferencia de otras fuerzas políticas, se sabe “perder” y se tiene claro que las derrotas electorales son oportunidades para redefinir posturas y recomponerse.

Y en el caso de gobernantes que hayan incurrido en anomalías, enfatizó que ella no es jueza ni Ministerio Público, pero tiene claro que la justicia debe ser equitativa y pareja, por lo que se debe aplicar a todo aquel que incurra en conductas violatorias, sin importar su cargo o extracción partidista.