¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Cancelar Texcoco tendrá gran costo: PRI; es amargo pero necesario: Morena

Enrique Ochoa Reza, diputado del PRI, dijo que era lamentable que en un solo día Morena devaluó la moneda. 

Angélica Melín Jueves 1 De Noviembre, 2018 · 00:25 am
Cancelar Texcoco tendrá gran costo: PRI; es amargo pero necesario: Morena
Enrique Ochoa Reza, diputado del PRI, resaltó la pérdida en la Bolsa Mexicana de Valores por arriba de 150 mil millones de pesos en tan solo un día tras cancelación del NAIM / Archivo

En la Cámara de Diputados, las bancadas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) confrontaron posiciones respecto a la decisión del gobierno de transición, de atender los resultados de la consulta sobre el Nuevo Aeropuerto, que favorecieron la construcción de dos pistas en la base de Santa Lucía y rehabilitar la actual terminal, a fin de dar por terminado el proyecto en Texcoco, impulsado por el gobierno saliente.

El diputado del PRI, Enrique Ochoa, advirtió que se trata de una muy mala decisión que en un solo día devaluó la moneda, bajó las calificaciones de país ante instancias internacionales y generará un costo tres veces más oneroso, que haber continuado con las obras en marcha.

“No solo ya se pierden 120 mil millones de pesos con la cancelación del Nuevo Aeropuerto en Texcoco, además de eso hay una pérdida en la Bolsa Mexicana de Valores por arriba de 150 mil millones de pesos en tan solo un día”, recriminó Ochoa Reza.

“Además las agencias crediticias ya pasaron la deuda de corto y mediano y largo plazo de México, de estable a negativa. Ahora lo que estamos viendo es que Santa Lucía le costará a todos los mexicanos, porque serán dineros presupuestales. Fue una mala decisión”, alertó el ex dirigente nacional de tricolor.

En respuesta, el coordinador de Morena en San Lázaro, Mario Delgado, afirmó que la cancelación de la obra era necesario por tratarse de un “hoyo negro” donde se registraron casos de corrupción entre autoridades y empresas, incumplimientos, retrasos, sobrecostos y daño al medio ambiente.

La determinación, intentó ejemplificar, es una medicina amarga, pero que a mediano y largo plazo beneficiará al país.

Esa forma de combatir la corrupción está generando certeza y confianza en inversionistas y organismos internacionales, aseguró.

“Que están viendo los mercados, que un país sin corrupción genera mucha más certidumbre para la inversión, entonces, puede haber costos de corto plazo, temporales, transitorios pero la ganancia que se vaya a tener en el mediano y largo plazo es mucho mayor y nos a va a beneficiar a todos”, señaló.

“Puede ser que a veces hay medicinas muy amargas, pero no vamos a permitir que a este país lo siga matando el cáncer de la corrupción”, atajó el también presidente de la Junta de Coordinación Política.

Negó que Morena y el gobierno de transición quieran “tapar el sol con un dedo”, al expresar que la cancelación del proyecto aeroportuario en Texcoco no significa un quebranto a la hacienda pública y tampoco afectará el comportamiento de la moneda ni los mercados, aunque en los últimos días hayan registrado reacciones adversas.

Lejos de generar incertidumbre, apuntó, se está dando certeza de que el combate a la corrupción será prioritario en la siguiente administración.

Lo anterior, con acciones como la consulta sobre el Aeropuerto, el acompañamiento a las negociaciones del nuevo tratado comercial con Canadá y Estados Unidos, con el hecho de que no habrá aumento de impuestos en 2019 e incluso, la determinación de no continuar con la construcción de la nueva terminal aérea en Texcoco.

Dijo que a Morena si le están saliendo las cuentas sobre el costo temporal de cancelar el Aeropuerto en Texcoco, que iba a necesitar cirugía mayor; y el beneficio a mediano y largo plazo de echar a andar el proyecto de Santa Lucía, cuyo costo estimado será de 70 mil millones de pesos.

En el caso de la corrupción en el proyecto de la saliente administración, aseguró que eso cambiará en tanto que las contrataciones públicas ya no se harán en función del influyentismo.