¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Borran “evaluación diagnóstica” y comparten con sindicatos asignación de plazas

La propuesta por dictaminar indica que mejorará la práctica profesional del personal docente.

Angélica Melín Miércoles 18 De Septiembre, 2019 · 09:12 am
Borran “evaluación diagnóstica” y comparten con sindicatos asignación de plazas
El proyecto de dictamen elimina el concepto de “evaluación diagnóstica” / Foto: especial
Escucha la nota:

El proyecto de dictamen de Ley de la Carrera de las Maestras y los Maestros, que se prevé analizar este miércoles 18 de septiembre en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, elimina el concepto de “evaluación diagnóstica” para mejorar la práctica profesional, que estaba previamente integrado en el artículo 8, fracción III.

El documento por presentar ante el pleno de la Comisión y en sesión extraordinaria, contempla que en la asignación de plazas, la Secretaría de Educación Pública (SEP) realizará procesos públicos en que “pondrá a disposición” de autoridades locales y “representaciones sindicales” en una mesa tripartita, los resultados de la valoración de los elementos multifactoriales para tomar esa decisión, como un sistema que permita “apreciar los conocimientos y aptitudes necesarios” del aspirante, para poder enseñar a los alumnos.

Información relacionada: “Tache” para la CNTE por el bloqueo en la Cámara de Diputados: AMLO

La propuesta por dictaminar indica que mejorará la práctica profesional del personal docente, “a partir de la valoración de las condiciones de las escuelas”.

El artículo 8 del dictamen dice que se establecerán “programas de estímulos e incentivos que contribuyan al reconocimiento del magisterio como agente de transformación social”.

Indica que la admisión, promoción y reconocimiento del personal docente, directivo o de supervisión, se realizará a través de “procesos de selección” que considerarán conocimientos, aptitudes y experiencia.

“Los nombramientos derivados de estos procesos solo se otorgarán en términos de dicha ley. Lo dispuesto en este párrafo en ningún caso afectará la permanencia de las maestras y los maestros en el servicio”, garantiza.

Suprime de todo el texto de la ley, incluyendo los criterios e indicadores a partir de los que se realizarán los procesos de selección, el término de “evaluación diagnóstica”.

Los ajustes exponen que los resultados de los procesos de selección se enviarán a la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) se encargará de los criterios para reducir la “carga administrativa” del personal docente, técnico docente, de asesoría técnico pedagógica y de dirección o supervisión, dice el texto.

Apunta que las autoridades federativas podrán participar en los procesos de selección de docentes y en la elaboración de criterios e indicadores; aunado a que propondrán los “perfiles profesionales y requisitos que deberán cumplirse” para la admisión, promoción y reconocimiento en el Sistema docente.

Podrán “asignar las plazas vacantes” en el inicio o transcurso del ciclo escolar, respetando de manera estricta el orden “de mayor a menor, con base en el resultado obtenido por los aspirantes” que hayan aprobado los procesos de selección para admisión.

Suprime el artículo 38 sobre los términos de la “evaluación diagnóstica” como proceso de valoración de capacidades, conocimientos, habilidades y destrezas.

En el artículo 35 y posteriores, garantiza el fortalecimiento de las normales públicas, el ingreso a esas instituciones y que sus egresados tendrán prioridad en la asignación de plazas magisteriales.

“Una vez definida la demanda futura por región, se asignarán las plazas a los egresados de las escuelas normales, de la Universidad Pedagógica Nacional y de los Centros de Actualización del Magisterio”, conforme a las estructuras ocupacionales autorizados.

En el artículo 39, indica que la admisión se realizará por procesos anuales de selección, donde se “apreciarán” los conocimientos, aptitudes y experiencia para el aprendizaje; y se asegurará “la contratación del personal que cumpla con el perfil profesional necesario”.

Puntualiza que la SEP, en un proceso público, pondrá a disposición de las autoridades educativas locales “y las representaciones sindicales, en una mesa tripartita en cada uno de los estados y la Ciudad de México, para su participación y garantía en el respeto a los derechos de los trabajadores”, los resultados de la valoración de los elementos del proceso de selección.

El “diagnóstico integral” del aspirante a maestro, cambia en la propuesta de dictamen, a un “sistema que permita apreciar los conocimientos y aptitudes necesarios”

Expone que una vez que los alumnos de las normales sean “seleccionados”, si quedan plazas vacantes, se asignarán a los demás aspirantes con los mejores resultados en los procesos de selección.

Las plazas que queden vacantes a lo largo del ciclo escolar, se asignarán conforme al orden de los participantes que hayan obtenido los puntajes más altos en la selección por estado y que no hayan accedido a plazas; y en tercera instancia a los aspirantes con puntaje más alto en entidades cercanas.

Añade que para fortalecer al docente de nuevo ingreso, las autoridades educativas realizarán una “valoración y reconocimiento diagnóstico”, pero no una “evaluación diagnóstica”.

Recalca que los egresados de las escuelas normales, la Universidad Pedagógica Nacional y los Centros de Actualización del Magisterio “tendrán prioridad para la admisión al servicio público educativo”.

Para la asignación de plazas directivas y de supervisión, así como las plazas para el nivel de educación media superior, la SEP celebrará un proceso público en que pondrá  “a disposición” de autoridades educativas de los estados y también de “las representaciones sindicales”, los puestos en el magisterio, a fin de garantizar los derechos de los trabajadores.

Prevé un Programa de Promoción Horizontal por Niveles con Incentivos en Educación Básica, que respetará los “derechos adquiridos”, así como los montos de los estímulos asignados, que se actualizarán anualmente conforme a los aumentos al “sueldo tabular”.

Los reconocimientos a los maestros a través de distinciones, estímulos, opciones de desarrollo profesional, como “Becas Comisión”, asesorías técnicas pedagógicas, tutorías y asesorías técnicas, se otorgarán poniendo a disposición de autoridades locales y sindicatos, la decisión.

Sobre la basificación de maestros y maestras de distintos regímenes y modalidades en el servicio público educativo, el dictamen por aprobar dice que se llevará a cabo, en cuanto se realice un censo y un diagnóstico por una instancia federal que determine la SEP.

En cuanto al otorgamiento y actualización de prestaciones, indica que se realizarán en colaboración con las instancias de la autoridad federal educativa y conforme a la disponibilidad presupuestaria.

Para pagar al personal docente, asesor técnico pedagógico, directivo, de supervisión y de apoyo y asistencia a la educación en activo, los estados y municipios que impartan educación básica, deberán realizarlo a través de un sistema de administración de nómina, conforme a lineamientos que emitan la SEP y la Secretaría de Hacienda.

Los gobiernos locales deberán establecer coordinación con Hacienda, para cumplir las obligaciones fiscales y hacer las retenciones que corresponda al personal del sector educativo.

Respecto a la situación de los asesores técnicos pedagógicos, en el artículo décimo cuarto transitorio, se señala que podrán participar en los procesos de promoción y conservarán los incentivos que se les hayan otorgado en función de las leyes educativas anteriores, sin menoscabo de que puedan participar en nuevos procesos de promoción.