¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Avalan diputados reforma en materia de adicciones y salud mental

En presentación de reservas, modifican el proyecto original, para establecer respecto al consentimiento informado sobre tratamiento por adicciones y trastornos mentales.

Angélica Melín Miércoles 17 De Febrero, 2021 · 20:36 pm
Avalan diputados reforma en materia de adicciones y salud mental
Sesión ordinaria semipresencial de la Cámara de Diputados en la que se somete a discusión diversos dictámenes de las comisiones de gobernación y población; de asuntos migratorios; de transparencia y anticorrupción; de deporte, vivienda y medio ambiente.

La Cámara de Diputados aprobó en lo general con 305 votos a favor, 158 en contra y seis abstenciones, el dictamen con reformas a la Ley General de Salud, en materia de salud mental y adicciones.

El proyecto que tuvo modificaciones y correcciones al momento de analizar reservas en lo particular, se turnará al Senado de la República.

Los cambios avalados por consenso, tuvieron como fin corregir el planteamiento inicial que, a decir de la oposición, confundía adicciones con trastornos de salud mental, y a consumidores de sustancias psicoactivas, con usuarios problemáticos.

Información relacionada: Diputados se alistan a aprobar con ajustes mínimos reforma eléctrica de AMLO

En el debate, la oposición advirtió que la propuesta original incluía elementos violatorios de derechos humanos, al establecer que salud mental y adicciones se atenderán en los mismos términos en el sector salud.

Recalcaron que en meses anteriores, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) recomendó al Senado de la República no aprobar una propuesta similar, por implicar riesgos de violación a derechos humanos, así como de estigmatización de los usuarios de sustancias adictivas.

La diputada de Movimiento Ciudadano (MC), Martha Tagle, hizo notar algunos de los aspectos erróneos del dictamen a discusión en el Pleno de San Lázaro, sobre la clasificación de personas adictas y personas con trastornos mentales; así como en materia del consentimiento informado al acceder a tratamiento.

“La actual legislación en el rubro del derecho a consentimiento informado, ya contraviene recomendaciones internacionales en cuanto a personas etiquetadas con una condición de trastorno mental, ahora plantea extenderse a personas etiquetadas como adictas. Esto va en contra de los derechos humanos”, planteó la congresista.

“Confunde las nueces con las castañas, propone fusionar salud mental con adicciones, que pueden tener varios vasos comunicantes pero que son cosas distintas. La incorporación de las adicciones al capítulo de salud mental, estigmatiza y discrimina”, alertó Tagle Martínez.

La reforma establece que la salud mental y las adicciones serán de atención prioritaria en el sistema de salud.

Indica que el Estado garantizará acceso universal y equitativo a la atención en la materia, sin discriminación.

Define adicción, como el consumo repetido de varias sustancias psicoactivas, hasta que el consumidor se intoxique de forma continua, muestre deseo compulsivo de consumir, tenga dificultad para interrumpir o modificar su manera de utilizar esas sustancias y se muestre decidido a obtenerlas a como dé lugar.

Afirma que la atención a adicciones y padecimientos mentales se brindará sin discriminación, con respeto a los derechos y dignidad de las personas.

Indica que los pacientes podrán tener un representante que cuide sus intereses, lo que generó alerta sobre la posible afectación al derecho al consentimiento informado para recibir tratamiento, y la violación a derechos humanos de personas con plenas facultades para tomar decisiones por sí mismas.

Indica que los pacientes también tendrán derecho a no ser sometidos a medidas de aislamiento o contención coercitiva; a no recibir tratamiento irreversible; y a que no se les interne, a menos de que no haya alternativa.

Ello, aunado a que contempla el internamiento voluntario, pero también involuntario y obligatorio, conforme lo determine la Secretaría de Salud. Ese elemento también fue objeto de críticas y alertas de la oposición.

En el debate, los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN), que calificaron el proyecto original como un “bodrio”; del Partido Revolucionario Institucional (PRI); del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), coincidieron en las advertencias sobre los elementos violatorios de derechos, del documento a discusión.

En el apartado de reservas, por consenso y con votación mayoritaria, avanzaron tres cambios para dejar en claro que no todas las personas consumidoras de sustancias adictivas son adictos ni tienen comportamientos problemáticos

También se dejaron en claro los términos del consentimiento informado del paciente, para respetar su derecho a aceptar o no, determinado tratamiento.