¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

¿AMLO usa el caso de Emilio ‘L’ contra la reforma energética?

Este martes se cumple una semana de la primera audiencia de Emilio ‘L’, que afrontará en libertad dos procesos judiciales por presuntos sobornos de 10.5 millones de dólares.

EFE Martes 4 De Agosto, 2020 · 09:47 am
¿AMLO usa el caso de Emilio ‘L’ contra la reforma energética?
Emilio 'L', exdirector de Petróleos Mexicanos, durante una rueda de prensa en la Ciudad de México en 2017 / EFE
Escucha la nota:

Las confesiones de Emilio ‘L’, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) acusado de corrupción, podrían servir para que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, deslegitime la reforma energética que abrió el sector a la inversión privada, advierten expertos.

Cuidar la imparcialidad del proceso, en el que López Obrador ha intervenido, es crucial porque es un hecho inédito en el país, expresa Ricardo Alvarado, investigador de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Información relacionada: ¡Sólo 15 minutos! tiempo que tomó capturar a ‘El Marro’

“Lo importante es darle aire al proceso de investigación, al proceso judicial, pero hay que intentar, porque es muchísima la tentación, no hacer tanto ruido político porque esto tiene un claro interés electoral”, dice Alvarado en entrevista.

Desde su extradición de España, el 17 de julio, Emilio ‘L’ ha sacudido la política por ser el primer mexicano en declarar sobre la brasileña Odebrecht y su rol en la reforma energética de 2013.

Emilio ‘L’, quien dirigió la petrolera estatal de 2012 a 2016 y coordinó el área internacional de la campaña del hoy expresidente Enrique Peña Nieto, es sospechoso de cohecho, asociación delictuosa y lavado de dinero.

Compra de legisladores

En sus primeras declaraciones, el exfuncionario dijo que parte de los sobornos de Odebrecht fueron para comprar votos de legisladores de oposición a favor de la reforma energética.

El investigador de MCCI teme que el Gobierno federal distraiga con la politización del caso para golpear a sus opositores del derechista Partido Acción Nacional (PAN), fortalecer el control de Pemex y cuestionar la reforma energética, a la que López Obrador tacha de “saqueo”.

“El proceso también es relevante, pero no para irse encima de la reforma, sino para juzgar a nuestro sistema democrático. Sí es preocupante que nuestro sistema pueda ser corruptible para aprobar las leyes. ¿Ha pasado? Sí, y no tenemos mecanismos que garanticen que no vuelva a pasar”, opina.