noviembre 27, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Nacionales

Se afinará plan de ayuda a Tabasco; CFE y Bartlett no tienen la culpa: AMLO

El presidente mostró que se encuentra a tope y el Gobierno Federal está “soltando” el agua para evitar que la presa “reviente”.

Angélica Melín
Se afinará plan de ayuda a Tabasco; CFE y Bartlett no tienen la culpa: AMLO
Adán Augusto López y Andrés Manuel López Obrador durante la conferencia con motivo de las acciones a emprender tras las inundaciones en Tabasco / Foto: Cuartoscuro
Escucha la nota:

El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que desde Palacio Nacional, el próximo martes 10 de noviembre, se afinará el plan de atención al estado de Tabasco, afectado por inundaciones, lluvias y el desfogue de la Presa Peñitas.

Desde su entidad nacional, en rueda de prensa en la que estuvo acompañado por el gobernador Adán Augusto López y el titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), entre otras autoridades federales y locales, el Primer Mandatario ofreció su palabra a sus paisanos, respecto a que todos recibirán la ayuda necesaria.

Información relacionada: Esperaremos a que terminen procesos legales: AMLO sobre elecciones EEUU

Dijo que el Gobierno Federal dispone de hasta 500 mil millones de pesos para atender emergencias como la que se vive en su estado natal y sin precisar cifras, se utilizarán los recursos que sean necesarios para apoyar a los damnificados.

La semana entrante se decidirá sobre la compra de “dragas” para desazolvar los ríos de Tabasco, construir bordes para evitar la inundación de las zonas más bajas en el territorio; se emitirá un decreto presidencial sobre el control de las presas del Río Grijalva, para manejar de mejor manera su desfogue y evitar que en temporada de lluvia, entren en riesgo.

El plan incluye la inyección de recursos para el desarrollo urbano de la zona, con colocación de drenaje, agua potable, cárcamos y construcción de vivienda.

“Y por eso puedo decir que vamos a ir saliendo, vamos a ir resolviendo el problema”, afirmó.

El Presidente de la República salió en defensa del titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, a quien los tabasqueños identifican como responsable de las inundaciones asociadas al desfogue de la Presa Peñitas.

Ante un duro cuestionamiento de la prensa local al director Bartlett Díaz, a quien se le recordó que “la gente está entre el agua”, y si con el desfogue de la Presa, terminó de “vengarse” de los tabasqueños, el Jefe del Ejecutivo salió al paso.

“Si me permite, al señor Manuel Bartlett Díaz, es una pregunta específica, señor, ¿satisfecho con su venganza? Porque eso es lo que está sintiendo la gente con usted. ¿O todavía nos falta más?”, se le preguntó directamente.

El director de CFE se limitó a señalar que él cumple las instrucciones del Presidente.

Acto seguido, el Primer Mandatario dijo “con respeto a sus paisanos” que las acusaciones contra Bartlett son infundadas y si piensan que las inundaciones son venganza, “están equivocados”. “No es responsable ni mucho menos culpable el licenciado Bartlett”, enfatizó.

También respondió a las críticas en su contra al no permanecer más que unas horas en la entidad y su decisión de no recorrer algunas de las comunidades afectadas.

Tengo otras cosas que hacer y “ya estoy acostumbrado a los reclamos”, atajó.

“Porque tengo otras cosas que hacer y ya estuve. O sea, hoy hice el recorrido, miren, es la primera vez que me subo a un helicóptero. Si, pero, iría yo a una comunidad, a dos, y este, no podría ir más tiempo, y quise optimizar mi tiempo, o sea, hacer lo que realmente se requiere”, argumentó.

“Pues sí he estado pendiente todo el tiempo, y tengo que atender todos los problemas del país. Ahora consideré que era necesaria mi presencia y por eso estoy aquí”, dijo.

“No necesito estarme viendo de manera presencial con la gente, yo llevo a Tabasco prendido en el corazón, nunca se me van a olvidar mis paisanos, nunca, y nunca les voy a fallar. Desde luego, yo también quisiera ir como antes, pueblo por pueblo, pero resulta que ahora soy Presidente de la República y tengo que estar en todos lados. En todos lados quisieran que yo esté”, abundó.

A pregunta expresa, aclaró que la Refinería de Dos Bocas no ha tenido ningún problema de inundaciones con las recientes lluvias.

En una larga presentación, el Jefe del Ejecutivo detalló que suspendió su gira por Nayarit y Sinaloa, para atender la problemática en el territorio tabasqueño, ya que en la madrugada de este sábado 7 de noviembre, el volumen de la Presa Peñitas aumentó considerablemente.

Explicó que los técnicos de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) ajustaron su plan de desfogue de la presa, para evitar que las zonas más bajas de Tabasco sufrieran todavía más daño con la salida del agua.

Tras reportar que el desfogue llegó a ser de dos mil 100 metros cúbicos de agua por segundo, para evitar la ruptura de la Presa, y actualmente ronda los mil 800 metros cúbicos de agua por segundo, el Presidente afirmó que la situación “ya es otra”.

Refrendó el llamado a sus paisanos a no preocuparse por el momento de las pérdidas materiales, sino cuidar su vida y confiar en que el Gobierno Federal les ayudará a reponer los muebles, objetos y viviendas afectadas.

Sobre la entrega de apoyo a los damnificados, indicó que se hará directamente, sin intermediarios y no será necesario encargar esas tareas a la Secretaría de Marina (SEMAR), porque la responsable de la distribución del apoyo será la Secretaría del Bienestar. Los “paisanos”, agregó, deben tener confianza.

Ello, pese a que se le plantearon las quejas de los afectados por las anteriores inundaciones, sobre la actuación irregular y clientelar de los llamados “Servidores de la Nación”.