noviembre 28, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Nacionales

AMLO anuncia viaducto elevado entre Tijuana y Rosarito

Será gratuito y tendrá una inversión de 10 mil millones de pesos para 11 kilómetros, el cual quedará concluido a finales del 2023.

Nora Bucio
AMLO anuncia viaducto elevado entre Tijuana y Rosarito
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México / Foto: Gobierno de México

El presidente Andrés Manuel López Obrador, anunció que para enero del 2022 y gracias al dinero de un fideicomiso de aduanas, se construirá un viaducto elevado desde Tijuana hasta Rosarito.

La infraestructura pasará por la garita de Otay, será gratuita y tendrá una inversión de 10 mil millones de pesos para 11 kilómetros, el cual quedará concluido a finales del 2023.

Información relacionada: AMLO anuncia concentración en diciembre por tercer aniversario de llegada al Gobierno

Durante su gira por Baja California, el mandatario anunció que México ha invertido 40 mil millones de pesos en la adquisición de vacunas para la Covid-19 y reiteró que en este mes se cumplirá la meta de inmunizar a toda la población mayor de 18 años con al menos una dosis.

El mandatario federal aseguró que el combate a la corrupción ha permitido no sólo adquirir las vacunas necesarias, sino garantizar que ningún mexicano se haya quedado si atención médica durante las tres olas por Covid y que no se haya desbordado un problema sanitario por esta causa.

Acompañado por el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, el Secretario de Salud Jorge Alcocer y otros funcionarios, López Obrador reconoció que su administración aún no logra garantizar el derecho a la salud de todos los mexicanos, sin embargo, lograr erradicar la corrupción y la disminución de contagios por Covid, permitirán avanzar en la materia con hospitales mejor equipados y medicamentos gratuitos para todas las personas.

En el tema de los medicamentos, hizo un llamado a los trabajadores y sindicatos del sector salud a que “no haya bloqueo a los medicamentos”, que dijo, ha costado mucho adquirirlos en el extranjero, ya que “en los hospitales públicos, no en todos, entraban por una puerta y salían por otra para venderse en el mercado negro”.