¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

FALSO: La gripe mata más que el coronavirus

Las publicaciones virales se basan en las declaraciones hechas el 5 de octubre de 2020 por Mike Ryan, un funcionario de la OMS.

AFP Viernes 16 De Octubre, 2020 · 12:57 pm
FALSO: La gripe mata más que el coronavirus
En los últimos meses, comparar el covid-19 con la gripe estacional se convirtió en un argumento popular entre quienes minimizan los efectos de la pandemia,
Escucha la nota:

Publicaciones que circulan desde el 9 de octubre pasado en redes sociales y han sido compartidas más de 1,200 veces afirman que las estimaciones de la OMS sobre la cantidad de personas infectadas con el nuevo coronavirus muestran que no es más peligroso o letal que la gripe. Sin embargo, varios expertos y la propia Organización Mundial de la Salud explicaron a la AFP que la tasa de letalidad del covid-19 es más alta que la de la gripe estacional.

“La Organización Mundial de la Salud finalmente ha confirmado lo que nosotros (y muchos expertos y estudios) hemos estado diciendo durante meses: el coronavirus no es más mortal ni peligroso que la gripe estacional”, señalan varias publicaciones en Facebook (1, 2, 3), Twitter (1, 2) e Instagram.

El texto, que también circuló en diferentes sitios web, manifiesta que la tasa de mortalidad del covid-19 es de 0,14% y que está “en línea con la gripe estacional y las predicciones de muchos expertos de todo el mundo”. “0.14% es más de 24 veces MÁS BAJO que la ‘cifra provisional’ de la OMS de 3.4% en marzo. Esta cifra se utilizó en los modelos que se utilizaron para justificar cierres y otras políticas draconianas”, añade.

Versiones similares también circulan en portugués, francés, polaco y alemán.

En los últimos meses, comparar el covid-19 con la gripe estacional se convirtió en un argumento popular entre quienes minimizan los efectos de la pandemia, destacando que la gripe, que en algunos casos también llega a ser fatal, no provoca la adopción de medidas como el confinamiento o el uso de mascarillas. Entre los principales impulsores de esta comparación se encuentran el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el de Estados Unidos, Donald Trump.

Los sitios que publicaron las afirmaciones en español citan como fuente un artículo del 8 de octubre de 2020 del portal en inglés Off Guardian.

¿Qué dice la OMS?

Las publicaciones virales se basan en las declaraciones hechas el 5 de octubre de 2020 por Mike Ryan, un funcionario de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que estimó que alrededor del 10% de la población mundial podría haber sido infectada con Sars-CoV-2, pese a que la cifra dada hasta esa fecha por los distintos países es de 35,5 millones de casos confirmados de covid-19.

La “letalidad” se refiere al número de muertes en relación con la cifra de personas infectadas con una enfermedad. No debe confundirse con “mortalidad”, que se refiere al número de muertes por cualquier causa en toda una población.

Para el 6 de octubre, al día siguiente de las declaraciones de Ryan, más de 1,045 millones de personas habían muerto a causa de la pandemia del nuevo coronavirus, según un relevamiento de la AFP.

Basándose en la afirmación de que el 10% de la población mundial equivaldría a aproximadamente 780 millones de habitantes potencialmente infectados, las publicaciones calcularon una tasa de letalidad por infección (IFR, por sus siglas en inglés): 1,04 millones de muertes representan aproximadamente el 0,13 o 0,14% de 780 millones de personas infectadas.

La tasa resulta más baja que si se calcula la proporción de muertes en relación al número de casos oficiales (tasa de letalidad por caso, CFR), es decir, 35,5 millones. Una de las publicaciones que circuló en francés establece una comparación con la letalidad de la influenza: “1 millón de muertes en el mundo por 780 millones de personas ‘infectadas’, representa una tasa de letalidad del 0,13% mientras que en la gripe estacional es del orden del 0,3%”.

Ante una consulta de la AFP durante una conferencia virtual el 12 de octubre pasado, la OMS fue muy clara en este punto: “Varios de estos análisis han utilizado resultados de estudios epidemiológicos publicados o preimpresos y todos convergen en torno a una estimación puntual de alrededor del 0,6%. Puede que no parezca mucho, pero es mucho más alto que el de la influenza, y la tasa de mortalidad por infección aumenta drásticamente con la edad”, dijo Maria Van Kerkhove, responsable del manejo del covid-19 en la OMS.

IFR y CFR

El IFR es el “índice de letalidad por infección” y el CFR el “índice de letalidad por caso” o “tasa de letalidad”. Las publicaciones virales confunden estos términos.

Sibylle Bernard-Stoecklin, epidemióloga de Salud Pública de Francia, explicó a la AFP que hay dos formas de contabilizar a las personas afectadas por la enfermedad. “Los casos (confirmados oficialmente), es decir, las personas a las que se les ha diagnosticado la enfermedad” por un lado y los “infectados” por otro.

El IFR “es la tasa de letalidad entre todas las personas que han sido infectadas con la enfermedad”, pero algunas de ellas “no han sido detectadas por los sistemas de vigilancia” porque, por ejemplo, “no fueron a ver a su médico, no se hicieron una prueba, etcétera”, indicó.

En apariencia, podría parecer lógico calcular el IFR según el número de muertes (alrededor de un millón) y el número estimado de personas infectadas (10% de la población mundial, según la OMS). Pero los epidemiólogos no proceden de esa forma porque la pandemia aún está en marcha y las cifras son provisionales, demasiado imprecisas y varían según países y métodos de conteo.

En la conferencia del 12 de octubre, la OMS también especificó que las cifras son estimaciones en base a los exámenes de seroprevalencia, es decir, las personas que han desarrollado anticuerpos contra el nuevo coronavirus, señaló Mike Ryan para explicar sus palabras del 5 de octubre.

​“El IFR es más amplio (que los casos) y considerablemente más difícil de estimar”, explicó Bernard-Stoecklin, especificando que no es suficiente dividir una estimación del número de personas infectadas por los muertos declarados.

“Esa no es la forma correcta de calcular la letalidad, preferimos el seguimiento de la cohorte de pacientes infectados, que llegan al 0,5% -1% de letalidad”, apuntó también el especialista en estadísticas sobre causas médicas de muerte Grégoire Rey, director del Centro de Epidemiología del instituto Inserm francés.