noviembre 26, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Internacionales

Yemen se queda sin agua por conflicto

En una declaración, Oxfam afirmó que a dos meses de la campaña aérea lanzada por una coalición de países árabes al frente de Arabia Saudita contra las fuerzas rebeldes Houthi en Yemen, la población sufre los estragos de la guerra.

Notimex
Yemen se queda sin agua por conflicto
Foto archivo

El conflicto armado en Yemen ha provocado que 16 millones de yemenitas, casi dos tercios de la población carezcan de agua potable para su consumo, denunció hoy la organización humanitaria internacional Oxfam. 

En una declaración, Oxfam afirmó que a dos meses de la campaña aérea lanzada por una coalición de países árabes al frente de Arabia Saudita contra las fuerzas rebeldes Houthi en Yemen, la población sufre los estragos de la guerra.

El pasado 26 de marzo, una coalición liderada por Riad lanzó ataques aéreos contra las milicias houthi y las fuerzas aliadas leales al depuesto presidente Ali Abdullah Saleh, en un intento por restaurar al mandatario Abdrabbu Mansour Hadi, quien es reconocido internacionalmente.

“Los ataques aéreos en curso, los combates por tierra y la escasez de combustible hacen que tres millones de yemenitas más estén privados del agua potable, lo que eleva a 16 millones el número de yemenitas en esta situación”, subrayó la organización, son sede en esta capital.

“Esto es equivalente a la población de Berlín, Londres, París y Roma en conjunto “, destacó en la declaración Gracia Ommer, directora de Oxfam en Yemen.

La organización no gubernamental (ONG), que lucha por erradicar la pobreza y el sufrimiento en el mundo, subrayó que incluso antes de la escalada de los combates, la mitad de la población de la empobrecida nación árabe no tenía acceso a agua potable.

Oxfam destacó que muchas personas se ven obligadas a cavar pozos para obtener agua, la cual después transportan en camiones para llevarlas a otras comunidades, operación que tiene un gran costo y se ha triplicado en los últimos meses.

“Las personas se ven obligadas a beber agua no potable como consecuencia de la desintegración de los sistemas locales de agua, con lo que el riesgo real de enfermedades potencialmente mortales, como la malaria, el cólera y la diarrea “, destacó.

Ante la gravedad de la situación, la organización llamó a un nuevo alto al fuego en Yemen urgente y la apertura de rutas seguras para distribuir ayuda humanitaria entre la población yemenita necesitada, a fin de evitar un mayor desastre sanitario.

La República de Yemen ha permanecido sumergida en el caos desde septiembre pasado, cuando rebeldes houthis invadieron Saná, obligando al presidente Hadi a refugiarse en la ciudad de Aden, hasta fines de marzo, cuando ante el avance rebelde huyó a Arabia Saudita, donde sigue.