diciembre 02, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Internacionales

Servicio secreto suizo vigila a 400 posibles yihadistas en internet

En su informe anual, el jefe del Servicio Federal de Inteligencia de Suiza (NDB), Markus Seiler, reiteró que el terrorismo yihadista sigue siendo una amenaza para su país y toda Europa, como se muestra por los recientes atentados en París y Bruselas.

Notimex
Servicio secreto suizo vigila a 400 posibles yihadistas en internet
Foto archivo
Los servicios secretos de Suiza vigilan en internet la actividad de unos 400 posibles yihadistas que podrían suponer un peligro para la seguridad, sin embargo ninguno ha salido del país este año para unirse a los extremistas. 

En su informe anual, el jefe del Servicio Federal de Inteligencia de Suiza (NDB), Markus Seiler, reiteró que el terrorismo yihadista sigue siendo una amenaza para su país y toda Europa, como se muestra por los recientes atentados en París y Bruselas.

Seiler destacó que Suiza no es un objetivo primordial de las organizaciones yihadistas debido a que no participa en las acciones militares contra el Estado Islámico (EI), sin embargo las autoridades han incrementado el nivel de alerta.

Los servicios de inteligencia suizos temen que el país sea blanco de posibles ataques llevados a cabo por “lobos solitarios o pequeños grupos” con simples herramientas, poca preparación y un esfuerzo logístico mínimo, según el portal suizo de noticias Swissinfo.

La inteligencia suiza vigila en especial a los presuntos yihadistas que regresan a Suiza desde países en conflicto, como Siria, donde podrían haber recibido entrenamiento para perpetrar atentados.

En lo que va de este 2016, sólo 12 personas han regresado a Suiza después de participar en actividades yihadistas, pero todas han sido acusadas de terrorismo.

En abril pasado, un tribunal suizo condenó a tres ciudadanos iraquíes a prisión por delitos de terrorismo, en un proceso que la Fiscalía espera que sirva como advertencia para los yihadistas y no vean a Suiza como un objetivo fácil.

Los tres acusados, que niegan los cargos, fueron detenidos a principios de 2014 por planificar atentados y ayudar a miembros del EI a entrar en el país.

La oficina del fiscal general suizo anunció este lunes que hay más de 60 casos abiertos relacionados con la pertenencia a organizaciones yihadistas.