¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Satisface a Legionarios fallo en demanda del hijo de Maciel

La oficina de prensa de la congregación en Roma se limitó a expresar su beneplácito pese a que sí prosperó una parte de la denuncia elevada a las cortes de Connecticut por José Raúl González Lara, fruto de una relación de Maciel con Blanca Gutiérrez Lara.

Notimex Viernes 9 De Septiembre, 2011 · 11:17 am
Satisface a Legionarios fallo en demanda del hijo de Maciel
Satisface a Legionarios fallo en demanda del hijo de Maciel

Los Legionarios de Cristo se mostraron hoy satisfechos con la decisión de un juez de Estados Unidos de rechazar varios cargos de una demanda por daños presentada en su contra por el hijo biológico de su fundador, Marcial Maciel.

La oficina de prensa de la congregación en Roma se limitó a expresar su beneplácito pese a que sí prosperó una parte de la denuncia elevada a las cortes de Connecticut por José Raúl González Lara, fruto de una relación de Maciel con Blanca Gutiérrez Lara.

Las fuentes consultadas insistieron que no se emitirán otros comentarios sobre el proceso judicial aún en curso y que los señala como culpables de negligencia al supuestamente no haber prevenido los abusos sexuales del sacerdote mexicano ya fallecido sobre su hijo.

El pasado 30 de agosto el juez Grant Miller, del Tribunal Superior de Hartford, concedió la eliminación de cuatro de los siete puntos de la demanda contra instituciones de los Legionarios tanto en Italia como en Estados Unidos. Los otros tres procedieron.

La denuncia original incluyó unas 12 acusaciones, de las cuales sólo siete involucraron directamente a organismos de la Legión mientras, las restantes cinco se refirieron al patrimonio de Maciel, por el cual los magistrados no han sabido a quién llamar en causa.

Según el texto, presentado en el tribunal estadunidense el 27 de julio de 2010 y del cual Notimex posee una copia, José Raúl González Lara (nacido en 1980) habría sufrido repetidos abusos sexuales entre 1987 y 1998 por parte de Raúl Rivas, uno de los alias usados por Maciel.

Estos ataques habrían provocado “miedo” y “severas afectaciones emocionales” en el joven, situaciones por las cuales exige un resarcimiento monetario, penas punitivas y “cualquier otra adecuada sanción”.

La parte que sí prosperó de la denuncia corresponde a tres cargos: “negligencia”, “negligencia sostenida” y “negligencia en supervisión”.

En estos apartados el demandante acusó a los Legionarios de haber conocido las tendencias abusivas de su fundador y de no haber actuado para evitarlas, fallando al no promulgar normativas en su contra o evitar quitarlo de su puesto.

Entre otras cosas señaló que, al no haberlo denunciado a la justicia, se fortalecieron sus abusos. A los miembros de la congregación les reclamó no haberse preocupado por las víctimas de abusos sexuales, incluido Raúl, para prevenir o reducir el daño.

La página seis de la exposición de motivos de la denuncia estableció que “los legionarios sabían o debieron haber sabido que Maciel tenía un hijo, porque él usó fundaciones legionarias para mantener a Raúl y su familia”.

“Los legionarios sabían o debieron haber sabido que Maciel usó propiedades o facilidades de los Legionarios para favorecer sus abusos sobre Raúl”, agregó.

En esa sección también se involucró al Vaticano y al Papa Juan Pablo II argumentando que, en 1989, el ex legionario Juan Vaca mandó una carta personal al Papa pidiendo su dispensa de sus votos clericales para poder contraer matrimonio por la Iglesia.

Dicha carta habría incluido la historia de los abusos sexuales perpetrados por el fundador contra él y otros, mientras en 1993 la Congregación para la Doctrina de la Fe le habría concedido la dispensa, pero sin mencionar los episodios pederastas.

“Entre 1950 y 2002 el padre Maciel, los precedentes papas, El Vaticano y sus oficiales conspiraron para ocultar el conocimiento de los delitos de Maciel, incluidos repetidos abusos sexuales contra menores”, estableció.

Con base en esos argumentos y algunas otras cartas el despacho de abogados de González Lara -quien en 2010 exigió a los legionarios 26 millones de dólares para no revelar su historia- ha anunciado que buscará citar a juicio a altas autoridades de la Sede Apostólica.

La estrategia de los defensores de la Legión será guardar silencio públicamente y demostrar que, al desconocer la existencia de un hijo del sacerdote, no estuvieron en posibilidades de evitar los abusos.

Como el mismo González Lara ha declarado, los ataques habrían tenido lugar en un ámbito privado, cuando Maciel usaba un alias y no estaba identificado como miembro de los Legionarios de Cristo.

El itinerario judicial continuará, los demandantes podrán apelar el fallo del juez Miller y, de no hacerlo, se procederá a la recopilación de pruebas sobre los tres puntos mencionados de cara a un juicio.