¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Hooligans rusos de la Eurocopa están preparados para matar: Poroshenko

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, dijo este miércoles que no excluía la posibilidad de que los hooligans rusos que ocasionaron disturbios en la Eurocopa estén preparados para matar “eran combatientes entrenados, que matan”.

AFP Martes 21 De Junio, 2016 · 21:04 pm
Hooligans rusos de la Eurocopa están preparados para matar: Poroshenko
Foto: Petro Poroshenko, presidente de Ucrania

Los hooligans rusos responsables de los graves disturbios ocurridos en Marsella el 10 y 11 de junio al margen de la Eurocopa son “combatientes entrenados, que matan”, aseguró este martes el presidente ucraniano Petro Poroshenko, según una traducción de sus palabras del canal francés iTÉLÉ.

“No excluyo que estuvieran preparados (para los altercados). Eran combatientes entrenados, que matan”, acusó Poroshenko en iTÉLÉ, poco antes de su visita oficial con el presidente francés François Hollande.

“Un hincha inglés ha perdido la vida” en las peleas entre rusos e ingleses que conmocionaron al fútbol y el inicio de la Eurocopa, aseguró el presidente ucraniano, aunque en realidad no falleció ningún aficionado.

Los violentos enfrentamientos se saldaron con 35 heridos, la mayoría ingleses, de ellos dos graves, que este martes continúan en coma “en situación estable”, según una fuente cercana al caso.

Tres hinchas rusos fueron condenados a prisión firme por estos altercados y otros 20 fueron expulsados del territorio francés.

La participación de Ucrania, país que coorganizó la Eurocopa-2012 junto a Polonia antes de que estallase un conflicto separatista armado, representaba para este país “una fuerza poderosa que une a la nación”, declaró Porochenko, aunque se convirtió en el primer equipo eliminado tras dos derrotas ante Alemania e Irlanda del Norte.

“Desgraciadamente, nuestro equipo no ha estado muy feliz”, lamentó el presidente, que no descarta viajar tras su entrevista con Hollande a Marsella para apoyar a su selección en el último partido ante Polonia.