¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Reportan 3 heridos en convoy de Unicef por la explosión de una bomba en Afganistán

“Al menos uno de los policías resultó herido de gravedad. Ni el personal de Unicef ni sus vehículos resultaron afectados”, añadió.

EFE Martes 20 De Octubre, 2015 · 08:08 am
Reportan 3 heridos en convoy de Unicef por la explosión de una bomba en Afganistán
Foto archivo

Al menos tres personas resultaron heridas, dos policías y un civil, al explotar hoy una bomba al paso de un vehículo que escoltaba a un convoy de Unicef en la ciudad de Jalalabad, en el este de Afganistán, informaron a Efe fuentes oficiales.

“A las 12.50 hora local (08.20 GMT) hizo explosión un artefacto improvisado (IED, en inglés) en la zona del puente de Bihsu al paso de la Policía que escoltaba un vehículo de Unicef”, dijo el responsable de Comunicación de esta organización en el país asiático, Sayed Maroof Hamdard.

“Al menos uno de los policías resultó herido de gravedad. Ni el personal de Unicef ni sus vehículos resultaron afectados”, añadió.

El portavoz de la Policía en la ciudad, Hazrat Husain Mashriqiwal, declaró que “resultaron heridos dos policías, que escoltaban a empleados de Naciones Unidas, y un transeúnte”, que fueron trasladados a un hospital.

Esta fuente aseguró que la explosión se debió a una bomba adosada al vehículo policial, que quedó destrozado, y precisó que un equipo especializado investiga el incidente.

El pasado 12 de octubre una empleada afgana de la Misión de la ONU en Afganistán (UNAMA) fue asesinada a tiros por un hombre no identificado en la provincia de Kandahar, en el sur de Afganistán.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reclamó entonces a las autoridades afganas una investigación rápida y rigurosa sobre el asesinato.

La embajada de Estados Unidos en Kabul había advertido en septiembre de que los insurgentes planeaban atentar contra las oficinas centrales de la UNAMA y “posiblemente” otras de sus dependencias en la capital afgana.

UNAMA evacuó a sus empleados de la provincia norteña de Kunduz después de que fuese tomada por los talibanes a finales de septiembre, en su mayor logro militar desde la caída del régimen en 2001 con la invasión estadounidense.