¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Protestas por muerte de George Floyd desafían toque de queda

En muchas ciudades de Estados Unidos, la ola de manifestaciones ahora se encaminan al presidente Donald Trump que ha manifestado su intención de movilizar tropas para mantener el orden.

EFE Miércoles 3 De Junio, 2020 · 09:20 am
Protestas por muerte de George Floyd desafían toque de queda
Protestas contra la muerte de George Floyd, en Washington / Reuters
Escucha la nota:

Las protestas por la brutalidad policial contra los afroamericanos prosiguieron e incluso se intensificaron este martes en algunas capitales de EEUU, pero más pacíficamente que en jornadas anteriores y centradas también ahora en el presidente Donald Trump.

Pese a incidentes aislados, las escenas que predominaron el martes fueron de manifestantes marchando con las manos en alto y cantando consignas recordando la muerte de George Floyd durante su detención por la policía de Mineápolis la semana pasada, o arrodillados frente a las fuerzas policiales.

Información relacionada: Papa Francisco reza por el descanso de George Floyd

Todo esto antes de comenzar el toque de queda que rige en unas cuarenta ciudades del país, que miles de personas desafiaron, aunque sin que se registrasen, salvo algunos altercados, las escenas de violencia y saqueos que han dominado las últimas jornadas.

En Portland (Oregón) decenas de personas protestaron tiradas en el suelo con las manos a la espalda, como estaba Floyd antes de morir, cuando el policía blanco le presionaba el cuello con la rodilla al detenerlo, y en Nueva York muchos de los manifestantes fueron los que se arrodillaban ante los agentes.

RECLAMOS CONTRA TRUMP

Pero en muchas ciudades la protesta incluía ahora al presidente Trump, después de que el lunes reclamase a los gobernadores mano dura contra los manifestantes, amenazase con utilizar el Ejército contra ellos y ordenase dispersar una protesta en el parque Lafayette, frente a la Casa Blanca, para aparecer, biblia en mano, ante una emblemática iglesia baptista en una demostración de fuerza.

“No tienes vergüenza, en la Casa Blanca hay un racista”, coreaban los manifestantes junto a ese lugar, frente a una cerca de dos metros y medio instalada ahora para impedir el paso al parque situado frente a la residencia presidencial.

La acción de Trump de salir de la Casa Blanca, recorrer el parque que los últimos días ocupaban los manifestantes y posar ante los fotógrafos con la iglesia detrás ha sido vista como una demostración de que controla la situación y un guiño a sus votantes.

Sobre todo después de que un día antes surgiesen informaciones no confirmadas de que el viernes, cuando las protestas se endurecieron en la capital, se había refugiado en el búnker de la Casa Blanca.

La acción pareció haber desconcertado incluso a miembros de la propia Administración, ya que el secretario de Defensa, Mark Esper, reconoció a la cadena de televisión NBC que cuando le pidieron ir en el séquito del presidente, no sabía a dónde iban.

“Pensé que íbamos a hacer dos cosas: ver algunos daños (causados por los manifestantes) y hablar con las tropas”, dijo Esper.