noviembre 24, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Internacionales

Policía en Nueva York es asesinada a sangre fría

De acuerdo con la reconstrucción oficial de los hechos, Miosotis Familia, de 48 años de edad estaba haciendo una serie de anotaciones cuando un sujeto se acercó e hizo un único disparo con un revólver calibre .38.

EFE
Policía en Nueva York es asesinada a sangre fría
Foto: Oficiales de la policía de Nueva York trabajan cerca de un vehículo donde un pistolero mató a una policía de la ciudad de Nueva York / Reuters

Una policía de Nueva York fue asesinada este miércoles a sangre fría por un sujeto con pasado criminal que disparó a la cabeza de la agente cuando completaba su turno de servicio. 

“Está claro que fue un ataque no provocado contra oficiales de policía que tenían la misión de mantener la seguridad de la gente”, afirmó el jefe de la Policía de Nueva York, James O’Neill, en declaraciones a los periodistas poco después del ataque.

De acuerdo con la reconstrucción oficial de los hechos, Miosotis Familia, de 48 años de edad y 12 de servicio policial, estaba haciendo una serie de anotaciones en un registro al haber completado su turno hacia las 0.30 hora local en el distrito de El Bronx. 

Un sujeto, que posteriormente fue identificado por medios locales como Alexander o John Bonds, de 34 años, se acercó a la ventana del copiloto del vehículo, un camión de comando policial, e hizo un único disparo con un revólver calibre .38. 

La bala atravesó el vidrio y dio en la cabeza de la agente policial, que rápidamente fue trasladada en grave estado a un hospital, donde pereció después a causa de la herida, según confirmó el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD). 

Familia, de 48 años y madre de tres hijos, había sido enfermera antes de sumarse posteriormente al NYPD. 

Según O’Neill, el atacante fue perseguido por otros agentes y a una cuadra del lugar de los hechos murió por disparos de los policías cuando el sujeto sacó su revólver. 

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, presente en la rueda de prensa que ofreció O’Neill, recordó que el ataque se produjo dos horas después de que la ciudad fuera testigo de los fuegos artificiales con motivo del Día de la Independencia, una fiesta que, como es costumbre, requirió un despliegue especial de fuerzas de seguridad. 

El atacante tenía un pasado criminal porque en 2006 fue sentenciado a siete años de prisión por un robo en la ciudad de Siracusa, en el norte del estado de Nueva York. Estaba en libertad condicional desde mayo de 2013. 

También había sido detenido por golpear a agentes policiales, de acuerdo a informes de medios locales.

Durante el enfrentamiento con el atacante, según O’Neill, otra persona que se encontraba allí resultó herida de bala y su condición es estable, aunque la Policía no dio detalles sobre esta víctima.