¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Papa Francisco ora por niños con hambre en países en guerra

El Papa Francisco exhortó a pensar en los niños hambrientos, en los menores que están en países en guerra, en los hambrientos en Siria y los niños hambrientos en tantos países donde no hay pan.

Notimex Miércoles 27 De Marzo, 2019 · 08:31 am
Papa Francisco ora por niños con hambre en países en guerra
Papa Francisco / Reuters

El Papa Francisco oró este miércoles por los niños que pasan hambre en los países en guerra, como Siria y Sudán del Sur, y recordó que los alimentos no son propiedad privada, durante su Audiencia General del día en la Plaza de San Pedro de la Santa Sede.

El Pontífice continuó su catequesis sobre la oración del “Padre Nuestro”, explicando la parte en que presentamos a Dios nuestras necesidades “danos hoy nuestro pan de cada día”, que significa contar con lo necesario para la vida: alimento, agua, casa, medicinas, trabajo.

Francisco expresó su preocupación por los padres y madres que van a dormir con el tormento de no tener pan suficiente para sus hijos al día siguiente, los niños que pasan hambre en los países en guerra, donde hay grandes necesidades, según reportes de las agencias de noticias Aci Prensa y Vatican News.

El Padre Nuestro, explicó el líder de la Iglesia Católica, nos enseña a pedir el pan no solo por sí mismos, sino para toda la fraternidad del mundo. “El alimento no es propiedad privada –metámonos esto en la cabeza– el alimento no es propiedad privada, sino providencia para ser compartida, con la gracia de Dios”.

El Obispo de Roma aseguró que “Jesús nunca pasa indiferente a estas peticiones y a estos dolores” y recordó que los Evangelios nos muestran que para mucha gente el encuentro con Jesús se da, precisamente, a través de una súplica, de una necesidad.

De este modo, agregó, Jesús no pide invocaciones refinadas, por el contrario, toda la existencia humana, con sus problemas más concretos y cotidianos, puede convertirse en oración. “Jesús nos enseña a pedirle al Padre el pan de cada día. Nos enseña a hacerlo junto a tantos hombres y mujeres”.

Al finalizar, Francisco invitó de nuevo a los fieles a pedir al Señor “que no nos haga falta nuestro pan cotidiano, y nos ayude a comprender que este no es una propiedad privada sino, ayudados por su gracia, es providencia para compartir y oportunidad para salir al encuentro de los demás, especialmente los pobres y necesitados”.