¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Oposición española propone debate contra políticas de Partido Popular

En el llamado “El debate decisivo”, organizado por la televisora Atresmedia de cara a las elecciones del 20 de diciembre, los tres opositores expresaron sus diferencias en economía, política, derechos sociales, lucha contra la corrupción y reformas que necesita España.

Notimex Lunes 7 De Diciembre, 2015 · 19:22 pm
Oposición española propone debate contra políticas de Partido Popular
Foto: Notimex

Los candidatos a la Presidencia del gobierno español, Albert Rivera (Ciudadanos), Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesias (Podemos) plantearon hoy cambiar numerosas políticas del gobernante Partido Popular.

Mariano Rajoy, presidente español y candidato ausente en el encuentro, estuvo representado por la vicepresidenta de Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

En el llamado “El debate decisivo”, organizado por la televisora Atresmedia de cara a las elecciones del 20 de diciembre, los tres opositores expresaron sus diferencias en economía, política, derechos sociales, lucha contra la corrupción y reformas que necesita España.

El debate inició con la pregunta sobre la ausencia del presidente Rajoy y la presencia en su lugar de la vicepresidenta Sáenz de Santamaría.

La vicepresidenta defendió el “proyecto compacto” que presenta el PP ante los comicios y calificó de proyectos “unipersonales y personalistas” los de las otras fuerzas que compiten en las elecciones.

Explicó que la ausencia de Rajoy se debe a que el PP es un “equipo amplio” que trabaja en conjunto para los españoles, que tiene un líder “seguro” y cuenta con responsabilidades compartidas.

Sin embargo, no habló de equipo cuando los opositores apuntaron a los integrantes del PP imputados en casos de corrupción, uno de los temas más tocados en el debate, y con el que prácticamente concluyó.

La corrupción, la violencia de género o la intención de Cataluña de independizarse fueron los temas de un debate largo, de más de dos horas.

El debate se desarrolló sin atril, sin papeles y con las preguntas de dos periodistas, ante las cuales ni los candidatos ni la vicepresidenta tuvieron acceso por internet o telefonía móvil con nadie.

La intervención militar en Siria y el tema de los refugiados fueron los temas finales del debate, en el que al final todos pidieron el voto para sus formaciones.