diciembre 04, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Internacionales

Nombrarán neonazis alemanes a polémico líder en momento delicado

El Parlamento mantiene bloqueados los apoyos financieros al NPD, al tiempo que su antiguo jefe renunció en noviembre pasado en medio de acusaciones de malversación de fondos públicos. 

Notimex
Nombrarán neonazis alemanes a polémico líder en momento delicado

En medio de su peor crisis y cuando su existencia está amenazada, el neonazi Partido Nacional Democrático de Alemania (NPD) nombrará este fin de semana a su nuevo líder, Udo Pastörs, informó hoy el diario Süddeutsche Zeitung. 

El Parlamento mantiene bloqueados los apoyos financieros al NPD, al tiempo que su antiguo jefe renunció en noviembre pasado en medio de acusaciones de malversación de fondos públicos. 

Al mismo tiempo, representantes de los estados federados presentaron una petición frente a la Corte Constitucional para obtener su prohibición al demostrar que actúa de manera subversiva en contra de la democracia. 

La prensa alemana no tiene dudas: mientras en toda Europa la crisis ha causado un florecimiento de movimientos extremistas de derecha, en Alemania el movimiento neonazi vive sus horas más bajas. 

Pastörs es un político cáustico convencido de que Alemania es “una república de judíos” y quien no tiene problemas en definir el economista norteamericano Alan Greenspan una “nariz de cuervo”, por ser judío. 

Es esta la polémica figura a la que esta formación en fase de autodestrucción eligió confiar su destino en vista de las elecciones europeas de 2014. 

“El partido necesita una mano de hierro”, dijo Pastörs en una entrevista con el diario Süddeutsche Zeitung. Tras los escándalos que llevaron a la dimisión del líder Holger Apfel, el partido necesita “dureza y disciplina”, según Pastörs. 

Pastörs es un veterano de la extrema derecha y es conocido por sus provocaciones. En su pasado fue acusado y condenado por “incitación del odio”. 

A menudo denuncia que en Alemania “hubo la victoria de la mentira sobre la verdad”, después de la época nazi y cree que su país es víctima del “culto de la culpa”. 

El NPD obtuvo sólo el 1.3 por ciento de los votos en los últimos comicios del pasado 22 de septiembre. A pesar del escaso resultado, su presencia en parlamentos regionales le daría derecho a obtener financiamientos públicos. 

Sin embargo, el partido no puede recibir dinero del Estado hasta que no pague una multa de 1.27 millones de euros, impuesta por un tribunal, por haber presentado reportes de auditoría al Parlamento con cuentas turbias. 

Analistas indican que el partido neonazi subirá y recrudecerá el tono en los próximos meses para llamar la atención y causar polémica y esto podría influenciar a la corte constitucional en su decisión. 

El comienzo del juicio contra la célula neonazi NSU en Múnich pudo contribuir en deteriorar la imagen de la extrema derecha política. Aún así la policía alemana denuncia un aumento preocupante de los movimientos extremistas que se mueven en la clandestinidad.