¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Muere el primer usuario de patín eléctrico en París

Se calcula que en la capital francesa existen unos 20 mil patines eléctricos; hasta el momento no hay una ley que regule su uso.

AFP Martes 11 De Junio, 2019 · 09:04 am
Muere el primer usuario de patín eléctrico en París
Los patinetes eléctricos aparecieron hace un año en París / RENT & GO
Escucha la nota:

Un hombre de 25 años que circulaba en un patín eléctrico falleció este lunes al chocar con un camión en París, indicaron este martes varias fuentes, en plena polémica sobre la peligrosidad de estos vehículos cada vez más numerosos en la capital francesa.

El hombre, que según una fuente cercana al caso no respetó la prioridad a la derecha, fue llevado al hospital, donde falleció, indicaron los bomberos.

Información relacionada: Semovi aplicará algoritmo para determinar contraprestaciones de monopatines y bicicletas sin anclaje 

Los patinetes eléctricos aparecieron hace un año en París y se calcula que hay unos 20 mil. De momento no existe una ley que regule su uso.

La alcaldesa socialista de París, Anne Hidalgo, anunció el jueves pasado varias medidas para regular la circulación de los patinetes eléctricos, entre ellas la prohibición de estacionar en las aceras y la limitación de la velocidad.

El accidente de este lunes muestra “la necesidad de recordar las reglas elementales que los usuarios tienen que respetar”, dijo Emmanuel Grégoire, primer adjunto de la alcaldesa de París.

“Hay que movilizar a la policía nacional para sancionar a los usuarios que se saltan un semáforo, por ejemplo”, añadió.

La ministra de Transportes, Elisabeth Borne, dijo ser favorable a los patines eléctricos, pero admitió que su desarrollo es “totalmente anárquico” y provoca problemas de seguridad.

El gobierno está trabajando en un decreto sobre la cuestión debería ser aprobado a finales de año para definir el uso y la velocidad de estos vehículos.

Los patines eléctricos también provocan polémica en Alemania, que los autorizó en mayo, pero con normas de uso estrictas.