¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Italia planea permitir viajes al interior del país a partir del 3 de junio

El coronavirus ha dejado en Italia 31 mil 368 fallecidos y 223 mil 96 casos de contagio desde que se detectó el primer caso autóctono el 21 de febrero.

EFE Viernes 15 De Mayo, 2020 · 08:23 am
Italia planea permitir viajes al interior del país a partir del 3 de junio
Brote de la enfermedad por coronavirus en Roma, Italia / Reuters
Escucha la nota:

El Gobierno italiano estudia permitir los viajes en el interior del país a partir del 3 de junio, una medida que se enmarcaría en el plan de desconfinamiento que Italia inició el 4 de mayo, tras controlar la curva de transmisiones por coronavirus.

Se trata de una iniciativa incluida en un borrador de un decreto que aprobará el Gobierno próximamente y que dará indicaciones sobre cómo se llevará a cabo la próxima fase de relajación de medidas restrictivas.

Información relacionada: Más de 300 mil muertos en el mundo por Covid-19

El Gobierno italiano anunció a principios de mayo que el 18 de este mes abrirían museos y tiendas pero, tras las críticas recibidas por la lentitud de su plan de apertura, el gabinete del primer ministro italiano, Giuseppe Conte, analiza ahora con las regiones si acelerar los tiempos para restaurantes, bares, peluquerías y centros de estética en aquellas zonas en las que la pandemia esté controlada.

Según el borrador del plan, el 18 de mayo también se consentirá a los ciudadanos que se muevan con libertad dentro de su misma región sin ninguna restricción, pero no podrán hacerlo entre regiones, salvo por necesidades de trabajo, urgencia o salud, o para regresar a su lugar de residencia.

El Gobierno italiano impuso el 9 de marzo un confinamiento estricto para frenar la propagación del virus y casi dos meses después, el 4 de mayo, inició su desescalada tras comprobar que las cifras de contagios se estaban reduciendo.

La reanudación progresiva de la actividad en el país también busca evitar que la economía italiana sufra un mayor impacto del que ya padecerá, pues Roma calcula que se contraerá un 8 % en 2020 como consecuencia de las decisiones adoptadas para contener la COVID-19.