¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Detenidos en Granada tres sacerdotes y un seglar por ‘abusos sexuales continuados’

El ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, informó este lunes de las detenciones ordenadas por el Juzgado número 4 de instrucción de Granada, que investiga a 10 sacerdotes y a dos seglares por este caso.

 

Lunes 24 De Noviembre, 2014 · 08:12 am
Detenidos en Granada tres sacerdotes y un seglar por ‘abusos sexuales continuados’
Foto: voces.huffingtonpost.com

El juzgado número 4 de Granada ordenó este mediodía la detención de cuatro personas, entre ellas un seglar y tres sacerdotes del llamado “clan de Los Romanones”, involucrado en abusos sexuales continuados contra menores de edad.

El caso fue denunciado por una de las víctimas en una carta al Papa Francisco enviada este verano. En la misiva, dada a conocer hoy parcialmente por el periódico El País, el joven de 24 años le señalaba que era miembro supernumerario del Opus Dei y que por su vida habían pasado “nueve sacerdotes” que le habían “causado mucho daño” a él y por lo menos a “otras cuatro personas” que funcionaban como una secta.

“Hasta los 16 años”, relató el joven, “mantuve un compromiso estable con la parroquia (…) pero de ir solo a misa, también empecé a visitar con frecuencia la casa parroquial. Allí pasaba fines de semana completos: estudiaba, estaba con ellos… Esto me supuso constantes discusiones con mis padres, que no entendían por qué pasaba tanto tiempo en la parroquia (…) Jamás tuve cama propia en la casa parroquial, tenía que dormir en su cama a diario”, se refiere al cabecilla de la secta.

En respuesta, el papa le llamó por teléfono el pasado 10 de agosto para pedirle perdón y decirle que ordenaría una investigación al respecto.  

Según la transcripción de la llamada que se ha podido conocer, el Papa se presentó como el padre Jorge, sin que su interlocutor lo reconociera, hasta que se aclaró que se trataba del Papa, quien le dijo: “Serénate, he leído tu carta varias veces. No he podido más que emocionarme y sentir un dolor inmenso al leer tu relato. Quiero pedirte perdón en nombre de toda la Iglesia de Cristo. Perdona este gravísimo pecado y gravísimo delito que has sufrido. Perdona, hijo mío, tanto dolor ocasionado y tanto como habrás sufrido. Estas heridas hacen que la Iglesia se resienta al completo”. 

El juzgado granadino investiga a doce personas por este caso, entre laicos y miembros de la iglesia católica. El Arzobispado de Granada retiró del ejercicio a tres de los sacerdotes involucrados, lo anterior tras la intervención del Papa Francisco.