¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

EEUU pide al gobierno argentino que Evo Morales “no abuse de su estatus”

La embajada de Estados Unidos en Argentina solicitó al Gobierno de Alberto Fernández que sea un buen vecino al apoyar la democracia boliviana.

EFE Viernes 27 De Diciembre, 2019 · 11:30 am
EEUU pide al gobierno argentino que Evo Morales “no abuse de su estatus”
Evo Morales, expresidente de Bolivia / Reuters
Escucha la nota:

La Embajada de Estados Unidos en Argentina llamó este viernes a que el país sea un “buen vecino” y apoye la “democracia boliviana”, y pidió al Gobierno de Alberto Fernández que garantice que el expresidente boliviano Evo Morales, que llegó hace dos semanas a Buenos Aires y solicitó ser refugiado, “no abuse de su estatus”.

“Sobre el tema de Evo Morales, hacemos un llamado a la Argentina para que sea un buen vecino al apoyar la democracia boliviana y llamamos a la Administración de Alberto Fernández a trabajar para garantizar que Morales no abuse de su estatus en Argentina”, explicaron fuentes diplomáticas.

Información relacionada: Gobierno boliviano revela que México pidió más seguridad en embajada

Esta situación se da en una jornada en la que, según informó la agencia estatal de noticias Télam, el canciller argentino, Felipe Solá, recibirá a una delegación de la embajada estadunidense porque la sede diplomática solicitó una reunión.

Las fuentes diplomáticas señalaron que representantes de la Embajada se reúnen con funcionarios del Gobierno argentino “de manera regular”, pero declinaron hacer “comentarios sobre los temas discutidos durante esas reuniones privadas”.

Presionado por las Fuerzas Armadas, entre disturbios en las calles y acusaciones de fraude electoral, Morales dimitió el pasado 10 de noviembre a la Presidencia tras publicarse un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que advertía de “graves irregularidades” en los comicios del 20 de octubre en los que fue declarado vencedor para un cuarto mandato consecutivo.

El político denunció un golpe de Estado para derrocarlo y viajó a México, donde permaneció asilado un mes.

Ya el 12 de diciembre, el exmandatario llegó a Buenos Aires donde pidió ser refugiado y se reencontró con sus hijos, que viven en Argentina desde finales del pasado mes.