¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Cada ocho horas una persona desaparecía en Colombia por conflicto con las FARC: CNMH

El estatal Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), dio a conocer que en Colombia cada ocho horas desapareció una persona durante el conflicto armado con las FARC. También resalta que la desaparición forzada empezó en la década de 1970 y “ha cambiado con el tiempo” aunque el objetivo de castigar y propagar el error continúa. 

AFP Lunes 21 De Noviembre, 2016 · 18:44 pm
Cada ocho horas una persona desaparecía en Colombia por conflicto con las FARC: CNMH
Foto: Colombia.com

Cada ocho horas desapareció una persona en Colombia en el marco del conflicto armado, que en los últimos 45 años ha dejado 60 mil 630 víctimas de este flagelo, informó este lunes el estatal Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH).

“Esta cifra pone en evidencia la dimensión que alcanzó a tener la estrategia sistemática de los grupos armados para ocultar su violencia”, dijo este lunes a la AFP Andrés Suárez, uno de los relatores del informe “Hasta encontrarlos. El drama de la desaparición forzada en Colombia”, realizado por el CNMH y que abarca el período entre 1970 y 2015.

Según el reporte, que se presentará el martes en Bogotá, esta es una modalidad “prevalente” de victimización en el país, pues “por cada persona muerta en una masacre en Colombia, se cuentan cuatro desaparecidos; por cada secuestrado, dos; por cada víctima de mina antipersonal, seis”.

En el país la desaparición forzada empezó en la década de 1970 y “ha cambiado con el tiempo”, aunque sus principales objetivos se han mantenido: “castigar”, “propagar el terror” y “ocultar la dimensión de los crímenes cometidos”, advirtió.

Los grupos paramilitares son responsables de la desaparición de 13 mil 562 personas, en tanto las guerrillas cargan con 5 mil 849, las bandas criminales con 2 mil 898 y el Estado con 2 mil 368. El resto de las desapariciones no pudieron ser atribuidas.

Agentes estatales comenzaron a usarla como “herramienta” contra activistas asociados a la izquierda y posteriormente se convirtió en un arma tanto de paramilitares como de guerrilleros que afectó a campesinos, sindicalistas, habitantes de calle y comerciantes, reza el documento.

Entre 1970 y 1990 los paramilitares y agentes del Estado tenían la responsabilidad de la mayoría de los cerca de 7 mil casos de desapariciones.