¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Benjamín Netanyahu se reúne en secreto con Mohamed Bin Salman

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo y el presidente saliente, Donald Trump, han sido los principales impulsores de los pactos de normalización de relaciones de Israel con los países árabes.

EFE Lunes 23 De Noviembre, 2020 · 06:45 am
Benjamín Netanyahu se reúne en secreto con Mohamed Bin Salman
Mohamed Bin Salman, príncipe heredero saudí / EFE
Escucha la nota:

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, viajó este domingo a Arabia Saudí y se reunió en secreto con el príncipe heredero de la corona, Mohamed Bin Salman, informaron medios israelíes.

Un alto cargo del Ejecutivo que pidió no ser identificado confirmó a la emisora estatal Kan el viaje, que sería el primero de un gobernante israelí en el cargo a Arabia Saudí y que sigue al establecimiento de relaciones de Israel con Emiratos Árabes Unidos (EAU) y con Baréin el pasado septiembre.

Información relacionada: Precios de petróleo suben tras acuerdo entre Rusia y Arabia Saudita

La información -recogida esta mañana por casi todos los medios locales y que sigue a la difusión en las redes de la ruta de un “extraño vuelo” de un avión privado desde el aeropuerto de Tel Aviv a la ciudad saudí de Neom- no fue confirmada por la oficina del jefe del gobierno, que tampoco la negó.

Tras conocerse la noticia, el ministro de Educación israelí, Yoav Gallant, indicó a la emisora de radio del Ejército: “El simple hecho de que la reunión tuviese lugar, y que fuese publicada, incluso aunque solo de forma medio-oficial, es un asunto de gran importancia”, en unas palabras que venían a confirmarla.

Las autoridades saudíes, por su parte, guardaron silencio sobre esas informaciones provenientes de Israel. Efe no pudo contactar con el Ministerio de Exteriores saudí y la agencia oficial de noticias SPA, el canal oficial de comunicación del Gobierno, se limitó a informar a última hora del domingo de una reunión entre Bin Salman y Pompeo, quien había llegado unas horas antes al país árabe en la última escala de su gira por Oriente Medio.

Según los medios israelíes, Netanyahu voló a Neom, en el noroeste de Arabia Saudí y a orillas del Mar Rojo, acompañado por Yosi Cohen, el jefe del servicio de Inteligencia exterior (Mosad). En la reunión también tomó parte el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, que esta mañana confirmó en su cuenta de Twitter haberse reunido en esa ciudad ayer con Bin Salman. Los temas principales de la conversación habrían sido Irán y el cambio de poder en Washington.

Netanyahu y Cohen se desplazaron hasta Neom en el avión privado del empresario Ehud Angel, el mismo que habría utilizado el primer ministro para una visita, también secreta, a Omán, el pasado año, según Kan.

El diario Haaretz recuerda que el jefe del Ejecutivo israelí ha recurrido a este mismo aparato para hacer visitas a Rusia para encontrarse con Vladimir Putin, y que quiso utilizarlo para viajar a EE.UU., pero finalmente fue obligado a viajar en un avión de la estatal El Al.

Datos de aplicaciones para el seguimiento de vuelos indican que el aparato partió de Israel alrededor de las 19.30 hora local del domingo (17.30 GMT) y regresó al país cinco horas después, pasada la medianoche.

Haaretz cita a “fuentes políticas” para asegurar que el titular de Defensa y primer ministro alterno, Beny Gantz, y el ministro de Exteriores, Gabi Ashkenazi, “no fueron informados del encuentro” en Neom, lo que reaviva una polémica que ya surgió con el pacto de normalización firmado con Emiratos, de cuyos detalles Gantz denunció no haber sido informado.

La relación entre los dos socios, Netanyahu y Gantz, que deben repartirse la jefatura de gobierno durante esta legislatura según el pacto de coalición, se ha deteriorado en los últimos meses, más después del anuncio ayer por Gantz de que abrirá una comisión de investigación de la polémica compra por Israel de tres submarinos a Alemania, con presuntas irregularidades y en la que están involucradas personas muy cercanas al primer ministro.

El asistente de Netanyahu Topaz Luk, tuiteó: “Gantz está haciendo política mientras que el primer ministro está haciendo la paz”. Un mensaje que muchos medios interpretan como una confirmación del inédito viaje a Arabia Saudí y que supone también una crítica al anuncio de la investigación por parte del ministro de Defensa.

Pompeo confirmó esta mañana su viaje a Neom: “Visita constructiva con el príncipe heredero Mohamed Bin Salman en NEOM hoy”, si bien no hizo mención a la supuesta presencia también en la ciudad de Netanyahu. En esta ciudad, el secretario de Estado de EE.UU. puso fin a una gira a siete países, incluidos Israel, Emiratos, Catar y Arabia Saudí, en el que se presume su viaje de despedida a la región, antes de que la Presidencia estadounidense cambie de manos y pase a ser ocupada por el demócrata Joe Biden.

Pompeo y el presidente saliente, Donald Trump, han sido los principales impulsores de los pactos de normalización de relaciones de Israel con los países árabes, y se han mostrado en el pasado convencidos de que más países árabes seguirán los pasos de Abu Dhabi. Trump, incluso señaló en septiembre que espera que “Arabia Saudí sea uno de esos países”.

Cuando se anunció la decisión de Emiratos de establecer relaciones con Israel, un terremoto diplomático, Riad evitó pronunciarse en contra de la misma, a pesar de que los palestinos denunciaron el paso como una “traición”. Además, Arabia Saudí permitió el uso de su espacio aéreo para los vuelos entre Emiratos e Israel, que hasta entonces tenía vetado usarlo. Baréin siguió rápidamente a Abu Dhabi y Sudán anunció un mes después que también lo haría.

Recientemente el ministro de Exteriores saudí, Faisal bin Farhan, declaró que su país ha apoyado desde hace mucho tiempo la normalización con Israel, pero que para ello debe ocurrir algo muy importante antes: “un acuerdo de paz permanente y completo entre los israelíes y los palestinos, que haya un Estado palestino con dignidad dentro de las fronteras de 1967”.

Una declaración en consonancia con la Iniciativa de Paz Árabe, de 2002, impulsada por la Liga Árabe y que ofrece a Israel la normalización de relaciones cuando llegue a un acuerdo de paz con los palestinos. Un consenso roto ahora por Emiratos, Baréin y Sudán, que el viaje de Netanyahu a Neom abre un interrogante sobre si Riad lo seguirá apoyando.