¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Australianos sentenciados a muerte en Indonesia esperan ejecución

Los dos reclusos fueron despertados al amanecer y sus guardianes les dieron unos minutos para prepararse, según un responsable local del Ministerio de Justicia, Nyoman Putra Surya.

AFP Martes 3 De Marzo, 2015 · 21:57 pm
Australianos sentenciados a muerte en Indonesia esperan ejecución
Andrew Chan y Myuran Sukumaran australianos condenados a pena capital en Indonesia

Dos australianos condenados a muerte en Indonesia fueron trasladados este miércoles a una cárcel de Java para proceder a su ejecución a pesar de las protestas de Canberra, “indignada” por la intransigencia de Yakarta.

Andrew Chan, de 31 años, y Myuran Sukumaran, de 33 años, condenados a la pena capital en 2006 por dirigir una red de traficantes de heroína entre la turística isla de Bali, donde estaban encarcelados, y Australia, fueron trasladados a primera hora de la mañana.

Abandonaron la cárcel de Kerobakan en sendos vehículos blindados en dirección al aeropuerto de Bali, según constató un periodista de la AFP.

Los dos reclusos fueron despertados al amanecer y sus guardianes les dieron unos minutos para prepararse, según un responsable local del Ministerio de Justicia, Nyoman Putra Surya.

Unos 200 policías, 50 soldados y cañones de agua fueron desplegados alrededor del establecimiento penitenciario.

Andrew Chan y Myuran Sukumaran iban a ser trasladados a un penal de alta seguridad de la isla de Nusakambangan.

Las autoridades seguían sin anunciar la fecha de las ejecuciones pero el traslado apunta a que son inminentes. Los condenados a muerte son avisados con 72 horas de antelación.

Los dos australianos figuran entre diez reos de muerte que serán fusilados próximamente, entre ellos varios extranjeros más, de nacionalidades que no revelan las autoridades indonesias.

Un brasileño, Rodrigo Gularte, de 42 años, condenado a muerte por ingresar con 6 kg de cocaína escondidos en una tablas de surf, está preso en Indonesia desde 2004 y su familia intenta probar ante las autoridades que padece esquizofrenia para evitar el fusilamiento, y recluirlo en un siquiátrico.

Decenas de indonesios y extranjeros de unos 15 países condenados a la pena capital por casos de estupefacientes  se encuentran en el corredor de la muerte en Indonesia, que tiene una de las legislaciones más severas del mundo en materia de droga.

El nuevo presidente indonesio, Joko Widodo, afirmó poco después de llegar al poder en octubre que no concedería ninguna gracia a los condenados a muerte por narcotráfico. Estima que su país vive una situación de estado de urgencia en materia de estupefacientes, que causan la muerte a decenas de jóvenes todos los días.

Por primera vez desde 2013, seis condenados a muerte -cinco de ellos extranjeros, uno brasileño- fueron ejecutados el 18 de enero en Indonesia, con el consiguiente enfado de los países concernidos.