Link Copiado
Estados

Toman cubanos oficinas de migración, en demanda de agilizar tramite migratorio

Toman cubanos oficinas de migración, en demanda de agilizar tramite migratorio
Los migrantes ingresaron por la fuerza a las oficinas migratorias / Foto: Quadratín

Migrantes revelaron que los agentes migratorios en contubernio con abogados, les exigen de 500 hasta mil dólares para tramitar el permiso el mismo día.

Alrededor de unos 500 migrantes de origen cubano tomaron las instalaciones del Instituto Nacional de Migración (INM), ubicadas en Tapachula, Chiapas en demanda que el Gobierno Federal agilice los permisos migratorios, para continuar su viaje con rumbo a Estados Unidos.

Al filo de las 10 de la mañana, los migrantes ingresaron por la fuerza a las oficinas migratorias, quienes denunciaron que tramitar el permiso denominado “salvo conducto” que les da permiso de transitar libremente por México, están tardando hasta un mes para obtenerlo.

Revelaron que los agentes migratorios en contubernio con abogados, les exigen de 500 hasta mil dólares para tramitar este permiso el mismo día, cuando este trámite se realiza de manera gratuita. A esto se suma, que el personal de migración, únicamente atienden a 20 solicitantes por día.

Tras ingresar violentamente a las oficinas del INM, agentes de la Policía Federal arribaron a estas instalaciones para reguardar el orden.

Pedro Ávila, originario de la Habana, Cuba, uno de los inconformes, afirmó que cuando el personal migratorio recibe la documentación inmediatamente son abordados por supuestos abogados tramitadores que operan en contubernio con personal de migración, quienes piden a los migrantes hasta mil dólares para agilizar el trámite, incluso ofrecen gestionar el permiso el mismo día.

Se calcula que, en el último mes, cerca de mil 500 cubanos han ingresado a México por el río Suchiate para tramitar este permiso migratorio que les permita avanzar hasta la frontera Norte y cruzar a Estados Unidos. En el municipio de Tapachula, los migrantes cubanos se encuentran hospedados en hoteles o casas en renta de colonias aledañas al centro histórico.