¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Impulsan mujeres otomíes pequeña empresa de huitlacoche

Mujeres otomíes del Estado de México desarrollan un proyecto con apoyo de autoridades para comercializar el huitlacoche y la flor de calabaza como aderezo gourmet, con la meta de posicionar un alimento histórico para México y novedoso en el extranjero.

Natalia Estrada Martes 13 De Agosto, 2013 · 10:38 am
Impulsan mujeres otomíes pequeña empresa de huitlacoche
Huitlacoche

Mujeres otomíes del Estado de México desarrollan un proyecto con apoyo de autoridades para comercializar el huitlacoche y la flor de calabaza como aderezo gourmet, con la meta de posicionar un alimento histórico para México y novedoso en el extranjero.

El ayuntamiento de Toluca y los gobiernos estatal y federal firmaron un convenio para llevar a cabo del Programa de Fomento Económico para Mujeres Toluqueñas (PROFEMT) mediante el cual apoyaron una pequeña empresa de mujeres otomíes que busca conservar y difundir las raíces de esta comunidad indígena.

En el 2012, la administración municipal de Toluca inició proyectos de “emprendedurismo” y este fue el primer ejemplo.

El objetivo fue posicionar la comercialización de huitlacoche y la flor de calabaza en el estado, el país y el extranjero, inicialmente con el trabajo de un total de 80 de las beneficiarias, para después expandirlo a 200 beneficiarias.

Para ello, las autoridades locales buscaron la colaboración de especialistas de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) y del Instituto Tecnológico de Monterrey Campus Toluca (Itesm), con la meta de posicionar un alimento llamativo para la gastronomía internacional.

La idea se expandió y no sólo estaba enfocada a la producción y distribución de este complemento gastronómico, sino conlleva el impulso para mujeres jefas de familia que además, tienen la necesidad de superar condiciones adversas, especialmente de violencia al interior de sus hogares.

En México, según cifras del INEGI, el 95.9 por ciento de las mujeres son económicamente activas; el 65.1 por ciento tienen una remuneración; el 22 por ciento trabaja por su cuenta; el 2.4 por ciento son emprendedoras., y el resto no recibe pago por su trabajo.

Además, arriba del 90 por ciento de las trabajadoras deben combinar las tareas del hogar con sus empleos.

La Máxima Casa de Estudios, hasta el ciclo escolar anterior, impulsó 700 empresas a través de las incubadoras, ofrecieron 8 mil 800 asesorías y revisaron 131 planes de negocios, asimismo, entre los estudiantes de las diversas carreras tienen alumnos mazahuas, otomíes y náhuatls, pues la meta es la integración educativa.

El convenio

Mediante este convenio brindan asesorías técnicas en asuntos de comercio nacional e internacional a las indígenas otomíes participantes en las empresa, así como, mecanismos para establecer el comercio en Hispanoamérica.

Para iniciar con la producción que se lleva a cabo en la Cooperativa Behña de San Pablo Autopan, ubicada al norte de la ciudad de Toluca, en la delegación que lleva el mismo nombre, las integrantes del proyecto recibieron dos cheques por 50 mil pesos como ayuda económica del programa piloto del PROFEMT.

Mediante este programa fueron beneficiadas 80 mujeres que producen un aderezo Gourmet que se comercializará con ayuda de la cadena comercial Garis y que tiene planes de exportación a otras ciudades del mundo, como Corea y Estados Unidos, además de España.

El aderezo gourmet de flor de calabaza y huitlacohe entre otras preparaciones, han tenido una inversión inicial de 350 mil pesos, y actualmente las mujeres lo elaboran en este sitio, con asesoría de los especialistas, para envasarlo y venderlo en los sitios comerciales mencionados.

Historias exitosas

Estela Martínez, una de las involucradas en el esquema, narró que sus compañeras y ella decidieron participar en el proyecto porque para las nuevas generaciones “hay que demostrarles que el valor de las mujeres no solo está en la cocina y los hijos. Está en su capacidad para hacer familia, formar hogares y tener éxito como personas independientes”.

Dijo que en su pueblo (San Pablo Autopan) la mayoría de las mujeres enfrentan humillaciones, y casi todas creen que es una condición normal o inherente al matrimonio.

Casi todas, dijo, son sometidas por sus maridos y muy pocas ocasiones logran inculcar entre las nuevas generaciones una cultura de respeto o amor propio, pues la costumbre es que “seamos inútiles ante los ojos de otros”.

Aunque reconoció que las nuevas generaciones tienen una visión diferente, siguen teniendo respeto por sus costumbres y quien no se casa a temprana edad, deja de ser valiosa para la comunidad como mujer y se convierte en “un problema”.

Contó que en el centro de formación para mujeres que se ubica en la cabecera de esta delegación toluqueña, es posible encontrar la fuerza para cambiar ese destino; trabajar es una meta que pocas se habían planteado, al menos no en ese nivel y con miras a ampliar la escala.

Son un grupo de mujeres de los diversos barrios que componen la delegación, quienes además aprenden costura, cocina, repostería y actividades que les serán redituables.

Explicó que este proyecto, más allá de hacerlas mujeres emprendedoras o micro empresarias, las hace valer. Les permite marcar la diferencia, demostrar que aún sin estudios ni oportunidades de trabajo, pudieron salir adelante gracias a sus costumbres.

Para concretar el proyecto para la exportación de aderezo de huitlacoche y flor de calabaza entre el ITESM Campus Toluca, el Instituto Municipal de la Mujer, la UAEMEX y la Secretaría de Desarrollo Económico entregaron tres mil pesos en préstamo para cada una de las 200 mujeres que conforman el grupo, quienes a partir del 23 de noviembre del 2012 comenzaron a trabajar en la elaboración del producto.

Las participantes se beneficiarán con el 100 por ciento de las ganancias por la comercialización del producto, aunque a partir del mes de abril fue cuando comenzaron a ver las ganancias de sus ventas.

El plan de negocios lo aporta el ITESM, escuela que también realiza talleres para explicar mejor manejo de las finanzas, y la UAEMEX aporta la elaboración de la tabla de información nutrimental de ambos aderezos, realiza la prueba de productos para determinar el tipo de conserva por usar, hace la traducción al otomí para mujeres que sólo hablan dialecto y el audio para las toluqueñas emprendedoras.

La SEDECO imparte asesoría técnica en la definición de la vocación productiva a inducir de acuerdo a la demanda total del mercado y otra permanente para la comercialización.

Aunque a la fecha se encuentra detenida la exportación del aderezo, pues deben concretar el envasado y las etiquetas, las mujeres venden este alimento en tiendas de la comunidad, lo llevan a Gsris y esperan a que crezca la empresa familiar, que les permitirá consolidarse como mujeres exitosas.