¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

En México, la influencia política sigue actuando con impunidad: jurista de ONU

Algunos de los casos de violaciones a los derechos humanos más recientes, como Tlatlaya y Ayotzinapa, son consecuencia de no atender recomendaciones en casos previos, como la masacre de Aguas Blancas, ocurrida en febrero de 1995, señaló juristia de la ONU 

Nefi Hernández / Corresponsal Viernes 27 De Febrero, 2015 · 14:53 pm
En México, la influencia política sigue actuando con impunidad: jurista de ONU
Santiago Corcuera Cabezot, miembro del Comité sobre Desapariciones Forzadas de la ONU,

La crisis de derechos humanos que aqueja a México no es reciente, sino permanente, aseveró Santiago Corcuera Cabezot, miembro del Comité sobre Desapariciones Forzadas de la ONU, quien advirtió que algunos de los casos recientes de violaciones a los derechos humanos son consecuencia de que no se han atendido recomendaciones hechas en otros casos emblemáticos.

Durante un foro realizado por la Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro, el jurista aseguró a título personal, que algunos de los casos de violaciones a los derechos humanos más recientes, como Tlatlaya y Ayotzinapa, son consecuencia de no atender recomendaciones en casos previos, como la masacre de Aguas Blancas, ocurrida en febrero de 1995.

“Si las medidas que los diversos relatores y grupos de trabajo, y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos han venido pronunciando para que sean atendidas en nuestro país, se hubieran  atendido no estaríamos hundidos en la peor crisis de derechos humanos que ha vivido nuestra patria”.

Santiago Corcuera recordó que a raíz de la masacre ocurrida en Aguas Blancas, la relatora especial de la ONU, Asma Jahangir emitió un informe en que advertía que “el caso permite apreciar una falta notable en todas las fases de la investigación, y se puede observar que quienes tienen influencia política siguen actuando con impunidad, lo que sigue socavando la confianza de la población en el régimen jurídico y político”.

Dichas observaciones, agregó, bien podrían aplicarse al caso de Tlatlaya, en donde existe la agravante de que la clase política intentó encubrir a los responsables de la muerte de civiles.