Link Copiado
Estados

Denuncia líder del PRI en Chiapas que hombres armados allanaron sus propiedades

Nora Bucio 12/Mar/19 20:40
Denuncia líder del PRI en Chiapas que hombres armados allanaron sus propiedades
Julián Nazar dijo que los hombres armados, argumentaron que iban en busca de presuntas víctimas de secuestro / Ilustrativa

Julián Nazar denunció que los agresores se identificaron como agentes policíacos.

Un grupo de personas armadas ingresó a dos propiedades de la familia del dirigente del PRI en Chiapas, Julián Nazar Morales, las cuales fueron saqueadas mientras los trabajadores fueron sometidos de manera violenta.

A través de un comunicado difundido por la dirigencia nacional del partido, se explica que el grupo armado estaba integrado por al menos nueve hombres que portaban armas de grueso calibre y después de ingresar a sus domicilios, buscaron pertenencias, documentos y diversos objetos que fueron robados.

El ex diputado federal y representante del sector campesino del PRI, denunció que los agresores se identificaron como agentes policíacos y argumentaron que iban en busca de presuntas víctimas de secuestro, pues tenían información de que se encontraban cautivas en esos lugares; sin embargo, no presentaron orden judicial alguna.

Por ello, el dirigente priista presentó las denuncias ante la autoridad correspondiente, además de exigir al gobernador de la entidad Rutilio Escandón Cárdenas, que instruya a la fiscalía estatal para que realice las indagatorias del caso y, eventualmente, se determinen las responsabilidades y se llegue hasta sus últimas consecuencias.

Nazar Morales señaló que los hechos ocurrieron en dos propiedades ubicadas en los municipios de Cintalapa y Ocozocoautla, en donde se consumaron los delitos de robo, allanamiento y daños materiales.

En sus intentos por ingresar a todos los espacios de los ranchos, los delincuentes causaron daños a las propiedades, haciendo boquetes en las paredes, rompiendo las cerraduras y puertas de acceso, generando terror entre los trabajadores y sus familiares, quienes viven en los mismos inmuebles.

El dirigente estatal del PRI en Chiapas, aseguró que no tiene enemigos de ninguna clase y que estas acciones parecen ser una forma de intimidación por parte del gobierno, por lo que responsabilizó al gobierno estatal y federal de lo que pueda ocurrirle a él en su persona, a su familia, a sus compañeros trabajadores o al partido que él preside.