¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Comunidades indígenas de Calakmul urgen más información sobre el Tren Maya

El presidente municipal de Calakmul, Luis Felipe Mora Hernández, pidió al nuevo gobierno no excluir a las comunidades indígenas.

Oliver Pacheco / Corresponsal en Campeche Viernes 14 De Diciembre, 2018 · 09:21 am
Comunidades indígenas de Calakmul urgen más información sobre el Tren Maya
En Calakmul viven cerca de 26 mil habitantes distribuidos en 84 comunidades, en su mayoría indígenas mayas, choles, chontales, tzotziles, entre otros.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que el próximo 16 de diciembre iniciarán en Palenque, Chiapas, los trabajos del proyecto del Tren Maya, obra que abarcará los estados de Yucatán, Quintana Roo, Chiapas, Tabasco y Campeche

En este último se ubica el municipio de Calakmul, lugar que alberga la Reserva de la Biósfera y la zona arqueológica maya del mismo nombre, que, en 2014, la UNESCO declaró como Patrimonio Mixto de la Humanidad.

Considerada por las autoridades como el segundo pulmón del continente americano, la Reserva de la Biósfera protege más de 723 mil hectáreas de selva, tan sólo después del Amazonas, es la mayor extensión de bosques tropicales en América.

En Calakmul viven cerca de 26 mil habitantes distribuidos en 84 comunidades, en su mayoría indígenas mayas, choles, chontales, tzotziles, entre otros.

A días de que inicien los trabajos de construcción del Tren Maya, en general, los habitantes de esta zona ven de buena manera el proyecto, pues confían en que será una fuente de trabajo y que permitirá mejorar la situación económica en la zona; sin embargo, no han sido consultados y conocen muy poco sobre el proyecto.

Tal es el caso de Javier Molina, campesino originario de La Mancolona, comunidad indígena que fue desplazada en 1994 de la Reserva de la Biósfera, quien pagó 100 pesos en traslados para poder llegar a la casilla más cercana y participar en la consulta ciudadana realizada en noviembre pasado.

“Para el Tren Maya es muy importante conocer a fondo en qué forma se va a traer al pasaje, cómo es, en dónde pasa y muchos no lo saben, no lo sabemos”.

En ese sentido, el presidente municipal de Calakmul, Luis Felipe Mora Hernández, pidió al nuevo gobierno no excluir a las comunidades indígenas.

“Nuestro municipio tiene aproximadamente 43 comunidades que son 100 por ciento indígenas que tiene una lengua materna diferente al español y que vale la pena que con su mismo idioma, su mismo dialecto expliquen y platiquen bien, porque hasta este momento ellos no han sido tomados en cuenta”, indicó el Presidente Municipal.

Por su parte, comisarios ejidales señalan que el anuncio de la construcción del Tren Maya ha despertado el interés de particulares en la compra de terrenos y derechos ejidales en las inmediaciones de la Reserva de la Biósfera de Calakmul.

Se estima que por sus derechos ejidales les están ofreciendo a los habitantes entre 300 y 500 mil por sus terrenos. Escuchemos a Refugio Ascensión Olarte, comisario ejidal de Conhúas, localidad ubicada a un costado de la zona arqueológica.

“No sabemos cuántas personas vayan a decir que se quieren quedar con sus tierras o van a vender, porque vienen y ofrecen una cantidad que a lo mejor el pobre nunca lo haya tenido, entonces realmente venden por necesidad, no por gusto”, enfatizó el comisario ejidal.

No obstante, la información del Tren Maya no sólo es desconocida por los habitantes, el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Campeche, Antonio Benavides Castillo, dijo que tampoco tienen datos precisos sobre esta obra.

“Nosotros insistimos en que queremos un documento base para poder trabajar de mejor manera. Ese documento base debe tener los puntos específicos en dónde pasa la línea, si pasa por la carretera, si pasa sobre línea de alta tensión, dónde están ubicadas las estaciones y de qué tamaño son las estaciones”, señaló.

De acuerdo con una encuesta que el Gobierno de Campeche le entregó al presidente López Obrador, el 80 por ciento de los habitantes de la entidad están a favor del proyecto, pese a que se desconoce cuándo inicia la construcción en el estado, así como el monto que se invertirá en la infraestructura ferroviaria que atravesará la selva maya de Calakmul.