¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Colocan transmisores satelitales para conservación de elefantes marinos

El objetivo del proyecto la conservación de esta especie, particularmente en la zona conocida como Rada Norte, en Baja California, área de mayor agregación del elefante marino. 

Rocío Méndez Jueves 25 De Mayo, 2017 · 11:18 am
Colocan transmisores satelitales para conservación de elefantes marinos
Foto: Conanp / TW

En el marco de las acciones de monitoreo y vigilancia que realiza la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), en la Reserva de la Biosfera Isla Guadalupe, Baja California, dio inicio la instalación de instrumentos satelitales y radio, para el monitoreo de la población del elefante marino del norte (Mirounga angustirostris).

Se colocaron 6 transmisores en hembras adultas con el fin de conocer los procesos migratorios de estos ejemplares durante sus viajes al norte del continente y su regreso a la Reserva durante diciembre.

Este proyecto potencializa las acciones que lleva a cabo la Conanp para la conservación de esta especie, particularmente en la zona conocida como Rada Norte, en Baja California, la cual es el área de mayor agregación del elefante marino y en donde también habita el tiburón blanco (Carcharodon carcharias).

El elefante marino es el pinnípedo más grande del Hemisferio norte y sólo lo supera en tamaño, el elefante marino del Hemisferio sur. Estos animales pueden alcanzar hasta los 4.3 metros y un peso de 2 toneladas.

La Conanp el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) y la Universidad de Santa Cruz, California (UCSC) darán seguimiento al monitoreo de la especie.

Los resultados colectados por los transmisores satelitales permitirán potenciar las acciones y lineamientos para su conservación dentro de la Reserva de la Biosfera Isla Guadalupe, en apego a su distribución, temporalidad y hábitos alimenticios.

El elefante marino, es una especie sobreviviente de la cacería indiscriminada a la que fue sujeta durante el siglo XIX y mediados siglo XX. Se encuentra en la categoría de amenazada (NOM-059-SEMARMAT-2010) y con las acciones impulsadas por la Conanp y los Centros de Investigación, se asegura la conservación y recuperación de la especie. Actualmente supera los 11 mil ejemplares.