¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Adán Augusto López descarta que reformas criminalicen protestas en Tabasco

Adán Augusto López dijo que la extorsión tendrá penas de prisión entre 10 y 20 años, porque Tabasco es el estado donde hay mayor incidencia de dicho delito en todas sus modalidades.

Notimex Martes 30 De Julio, 2019 · 11:50 am
Adán Augusto López descarta que reformas criminalicen protestas en Tabasco
El gobernador de Tabasco, Adán Augusto López, aclaró que los bloqueos no están tipificados como delito, sólo la extorsión / Foto: Twitter @adan_augusto
Escucha la nota:

El gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, descartó que la llamada “Ley Garrote” busque penalizar los bloqueos en la entidad, sino que pretende incrementar la pena a quienes cometan delito de extorsión, el cual va al alza en el estado.

El mandatario señaló que no se trata de una ley, sino de reformas a ciertos artículos del Código Penal de la entidad, que se refieren al delito de extorsión.

Información relacionada: En Tabasco se vivía caos por los grupos delincuenciales: Gobernador de Tabasco

En ese sentido, aclaró que los bloqueos no están tipificados como delito, sólo la extorsión, la cual mantenía un penalidad de entre cuatro y 13 años, por lo que el término medio aritmético era menor a cinco años, y quien fuese sentenciado por esto podía salir bajo fianza.

En entrevista radiofónica para MVS Noticias, dijo que ahora la extorsión tendrá penas de prisión entre 10 y 20 años, porque Tabasco es el estado donde hay mayor incidencia de dicho delito en todas sus modalidades.

Y es que ahora existe una modalidad de extorsión, la cual es efectuada por “pseudolíderes” y “pseudosindicatos”, que amparados en supuestos oficios extorsionan a las empresas.

Cabe destacar que la reforma señala que las penas se aplicarán a quien extorsione, coercione, intente imponer o imponga cuotas, e impida total o parcialmente el tránsito de personas, vehículos, maquinaria, equipo especializado o similar, para la ejecución del trabajo de obra pública o privada en las vías de comunicación.

Por lo que, explicó, “una cosa es protesta social y otra extorsión”, y en el caso de presentarse algún movimiento o iniciativa que se oponga a una construcción, “si no extorsiona, si no chantajea, si no cobra cuotas, pues no se prefigura el delito de extorsión”.

Adán Augusto puntualizó que la reforma está destinada claramente para el delito de extorsión, ya que diariamente se revisan las penalidades en los casos de mayor incidencia delictiva, con el objetivo de hacer los ajustes legales para su prevención.