¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Exnovio de hija de Whitney Houston murió por sobredosis

Nick Gordon, quien fue pareja sentimental de la hija de Whitney Houston, falleció el mes pasado por una sobredosis de heroína.

Notimex Viernes 7 De Febrero, 2020 · 20:16 pm
Exnovio de hija de Whitney Houston murió por sobredosis
Nick Gordon expareja de la hija de Whitney Houston murió por sobredosis
Escucha la nota:

Nick Gordon, exnovio de Bobby Kristina Brown, hija de la afamada cantante Whitney Houston, murió el pasado 1 de enero a los 30 años de una sobredosis de heroína, de acuerdo con el informe toxicológico que fue revelado este viernes por las autoridades.

El reporte del médico forense, al que tuvo acceso TMZ, señala que la autopsia que se le practicó a Gordon un día después de su deceso en el condado de Seminole, arrojó que también se le hallaron restos de Narcan, una sustancia que es utilizada para tratar a personas que han tomado un exceso de opiáceos.

Información relacionada: Selena Gomez revela que sufrió abuso emocional con Justin Bieber

Ese día, cuando el personal del 911 llegó a brindarle atención, el exnovio de la hija de la cantante y actriz -fallecida también- presentaba un paro cardiorrespiratorio, y según la llamada al mencionado teléfono de emergencia, “una sustancia negra salía de su boca”. Aun cuando fue trasladado de inmediato a un hospital, murió siete horas después. El informe detalla que la víctima no presentaba “lesiones traumáticas significativas”.

En 2015, Nick halló inconsciente a Bobbi Kristina en la bañera de su casa de Georgia. En este caso él fue considerado responsable de la muerte de la joven de 22 años, quien había consumido morfina, cocaína, alcohol y algunas drogas legales (medicinas prescritas), y que perdió la vida seis meses después de haber sido hospitalizada.

Aunque la policía lo investigó, nunca se le acusó formalmente del deceso, pero los familiares de Bobbi ganaron un juicio contra él en un tribunal de Atlanta, que lo condenó a pagarles 36 millones de dólares, en una causa civil por su negligencia a la hora de haber asistido a la chica y, por lo tanto, que se habría podido evitar su muerte.

Cuando la joven murió el 26 de julio de 2015 causó una enorme conmoción. A ello contribuyó que su mamá también falleció en unas circunstancias similares en la bañera del hotel Beverly Hilton, antes de la ceremonia de los Grammy de 2012, gala en la que iba a actuar.