¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Reducir impuestos, irresponsable: CEESP

Una reducción de impuestos para 2011 sería irresponsable, populista y demagógica

Notimex Domingo 26 De Septiembre, 2010 · 11:50 am
Reducir impuestos, irresponsable: CEESP
Reducir impuestos, irresponsable: CEESP

Una reducción de impuestos para 2011 sería irresponsable, populista y demagógica, dada la debilidad de las finanzas públicas de México por la dependencia de los ingresos petroleros, sostuvo el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

La idea de algunos participantes políticos, como parte de la discusión del Paquete Económico 2011, es reducir la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 16 por ciento actual a 15 o 12 por ciento, con algunas variantes, ya sea con canastas básicas o sin ellas, refiere.

Sin embargo, es muy notorio que estas propuestas no vengan acompañadas de otra que explique seriamente cómo compensar esta disminución de los ingresos públicos, expone en su publicación semanal “Análisis económico ejecutivo”.

Para el organismo de investigación del sector privado, mientras algunas opiniones consideran que una forma de compensación sería mayores impuestos o tasas tributarias, otras señalan que sería fácil permitir un mayor déficit público.

Subraya que hacer una propuesta es fácil, pero sustentarla resulta mucho más complejo de lo que se puede esperar.

Si bien podría compensarse el aumento del IVA con mayores impuestos, ésto implicaría un serio golpe para los causantes cautivos, quienes son los que soportan la carga fiscal del país, cuando lo que se busca es que toda la población participe con el erario.

Mediante un impuesto indirecto, como es el IVA, de manera natural se amplía la base de contribuyentes y es más justo, pues no hay que olvidar que a mayor carga tributaria la evasión y elusión fiscales puede incrementarse.

Por otra parte, continúa, la propuesta de incrementar el déficit público para compensar la pérdida por una baja en la recaudación no es nueva y es vista con “buenos ojos” por algunos políticos, pero su impacto económico es grave y deteriora el entorno en el que las empresas y personas puedan desarrollarse eficientemente.

Refiere que el paquete económico para 2011 prevé un déficit presupuestal equivalente a 2.3 por ciento del PIB, pero al incluir los compromisos contingentes, los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP), se eleva a 2.7 por ciento.

Hay quienes consideran que este porcentaje no representa un problema serio cuando incluso es menor al 3.2 por ciento que se prevé para 2010, pero cuando se convierte este porcentaje a pesos y centavos, la cifra no es tan trivial.

Refiere que asciende a 381.8 mil millones de pesos, monto que en buena parte se buscará financiar en el mercado financiero interno, y que supera en casi seis veces la cifra que en 2010 podría recibir como financiamiento el sector privado por parte de la banca comercial y de desarrollo.

Esto implica una menor disponibilidad de recursos para las empresas, retrasando su inversión y su mayor actividad productiva, por lo que tendrían que seguir financiándose en mayor proporción de sus proveedores, como actualmente pasa con poco más de 80 por ciento de las empresas, concluye el reporte.